Tú también estas preso

En realidad, todos los venezolanos estamos presos. Nuestra libertad de comprar lo que nos guste, trabajar donde queramos, comer lo que nos apetezca, viajar cuando nos plazca, ver los medios de comunicación que prefiramos, caminar sin miedo por las calles y muchas cosas más nos han sido arrebatadas. Somos 30 millones de presos. La cárcel se llama “El Proceso”.Tenemos cuatro carceleros: el hambre, la inseguridad, la corrupción y la censura. El director de la cárcel es el gobierno diosdado-madurista. Y tenemos hasta pranes: unos sujetos violentos e ilegalmente armados, mal llamados “colectivos”, que hacen la parte más sucia del sucio trabajo de los carceleros…
En toda prisión hay unos presos que la pasan peor que otros, son los que están en “tigritos” o celdas de castigo, sometidos a una especie de prisión dentro de la prisión, en condiciones aun peores que las del resto de los presos. Ese es el caso actual de los presos políticos.
Si los venezolanos hoy estamos presos en nuestro país, en nuestras casas, los presos políticos están peor que todos nosotros, sometidos injustamente y sin pruebas a condiciones de reclusión inhumanas. Daniel Ceballos, con pelo rapado y obligado a usar una braga amarilla como los prisioneros del “Estadio Islámico”; Leopoldo López, que tras haberse entregado voluntariamente, tiene año y cuatro meses preso sin delito y ha pasado aproximadamente la mitad de ese lapso en celda de castigo. Otros casi 80 venezolanos están en condiciones similares, así como 3.000 estudiantes y jóvenes venezolanos se encuentran sometidos a procesos judiciales irregulares, bajo amenaza de terminar en una mazmorra inmunda, por el delito de pensar distinto, a veces por solo pensar.
Daniel Ceballos, Leopoldo López, Alexander Tirado y Raúl Emilio Baduel, presos políticos venezolanos, están hoy en huelga de hambre. Están exigiendo libertad para todos los presos políticos, cese a la represión, que se le ponga fecha a las elecciones parlamentarias, cuya realización está prevista por la Constitución Nacional para este año y que se realice como en cualquier país del mundo: bajo observación internacional calificada y oportuna. Cuatro venezolanos están hoy arriesgando su vida por el derecho a vivir como se vive en cualquier país democrático.
La solidaridad con los presos políticos es una tarea inaplazable de todo venezolano que quiera recobrar plenamente su propia libertad. Es una responsabilidad de todo venezolano que quiera vivir, no en una prisión, sino en una República llamada Venezuela, con un gobierno respetuoso de los derechos humanos que, en vez de apoyarse en el hambre, la inseguridad, la corrupción y la censura, promueva la prosperidad, la seguridad ciudadana, la honestidad y la libertad de expresión. Por eso, todos debemos estar atentos a la AGENDA UNITARIA DE SOLIDARIDAD que la Unidad Democráticapromueve junto a las esposas, madres y demás familiares de los presos políticos.
¡Fecha ya para las elecciones! 
¡Cese a la represión! 
¡Unidad, libertad, prosperidad y democracia, eso quiere Venezuela!

Leopoldo López, ¿contumaz?

Alberto Artega Sánchez

 

Leopoldo López ha sido ya calificado de asesino, determinador de incendio y de daños, instigador a la violencia y miembro de un grupo de delincuencia organizada. Habiéndose entregado voluntariamente a la justicia para un injusto proceso político, ahora, negadas todas sus pruebas, no tramitados los recursos de su defensa y encerrado en una prisión militar, se le califica de “contumaz” o procesalmente rebelde por negarse a comparecer ante la justicia en la secuencia de un juicio público, que no lo es, y ante la carencia de decisión oportuna a sus alegatos y legítimos requerimientos.

Ante un proceso político, ante una detención injusta y arbitraria, ante las solicitudes de organismos nacionales e internacionales que han abogado por su libertad, cerradas todas las vías de la más legítima protesta, Leopoldo López continúa batallando por sus derechos, llevando ahora a cuestas la nueva condición de “contumaz”.

Independientemente de la discusión en torno a la contumacia en un proceso penal, cabe plantear no pocas objeciones a la adopción de tal calificativo cuando nos encontramos en el corazón de un proceso político, anunciada públicamente una condena, a la cual seguiría su inhabilitación, fin último perseguido.

Resulta a todas luces censurable calificar de contumaz a quien sometido a la justicia penal, utilizando todos los recursos legales, apela de decisiones que vulneran sus derechos, intenta acciones de amparo y lucha por obtener respuesta a sus alegatos. Pero el asombro se incrementa cuando esa calificación se produce en una realidad judicial en la cual se difieren una y otra vez los juicios, no se producen los traslados, los juzgados no dan despacho a conveniencia o se impiden audiencias por “medidas de seguridad”.

En el pasado, perseguidos políticos o procesados por delitos contra los poderes públicos se resistieron a concurrir ante los tribunales y teniendo el Estado la facultad para ordenar y hacer cumplir su traslado, incluso por la fuerza, se respetó su decisión con el aval de la comunidad.

Independientemente de las razones y argumentos de fondo, Leopoldo López tiene derecho a un juicio en libertad, siendo así que su inocencia se presume, no hay sentencia condenatoria firme y ha dado una evidente y manifiesta señal de sometimiento a la justicia con su entrega voluntaria, no existiendo temor alguno de fuga, ya que si se fugara, obtendrían sus enemigos la mayor de las victorias y quedarían afectadas sus aspiraciones políticas.

Leopoldo López no es un contumaz que persigue obstruir el funcionamiento de la justicia. Está luchando por un juicio justo, sus abogados echan mano de todos los recursos legales a su alcance y, en un país serio, los argumentos, sencillamente, deberían debatirse. Su prisión no tiene explicación jurídica alguna. Está preso porque así lo ha dictaminado el Poder Ejecutivo y podrá ser calificado como luchador político, que no trata de impedir la marcha de un proceso, sino que lo asume en desigualdad absoluta de condiciones.

Una nueva categoría de disidentes ocupa un lugar en el escenario político. Hay investigados, imputados, acusados, condenados y ahora también “contumaces” que dan ejemplo de una esforzada lucha por abrir el camino a la justicia.

TORREALBA: “PRISIÓN DE  LÓPEZ CERTIFICA AL GOBIERNO COMO VIOLADOR  DE LOS DERECHOS HUMANOS”

MUD solicita a secretario general de la ONU presionar por su libertad

 

En una comunicación dirigida al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática Jesús Torrealba lo insta a exigir al gobierno nacional  a liberar al dirigente opositor Leopoldo López. 

 

“Con la criminalización, persecución, hostigamiento, tortura, detención y judicialización de miles de venezolanos por ejercer su derechos humanos y constitucionales a la manifestación pacífica y a la libre expresión del pensamiento, el gobierno ha demostrado su profundo desprecio por los derechos humanos, por las libertades democráticas y por el pueblo mismo.  Pero al desconocer el dictamen del Comité de la ONU  que exige con claridad la inmediata liberación de Leopoldo López, el gobierno ha logrado certificarse internacionalmente como violador contumaz de los Derechos Humanos y del Estado de Derecho”.

Destacó  Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, al revelar el contenido de la correspondencia enviada a Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, en la que insta a ese alto funcionario internacional a apoyar la exigencia que el Comité de la ONU contra Detenciones Arbitrarias formuló al gobierno venezolano.

La comunicación subraya que “el Poder Judicial en Venezuela no ofrece garantías de independencia. La politización de la justicia y de las demás instancias de control que están previstas constitucionalmente, se ha traducido en sanciones injustificadas constantemente impuestas a dirigentes de oposición”.

En ese contexto Torrealba hizo mención urgente al caso del dirigente político Leopoldo López, quien lleva más de 9 meses detenido arbitrariamente en la prisión militar de Ramo Verde, donde ha sido sometido a malos tratos, aislamiento, tortura psicológica, y otras violaciones a la Constitución y a los tratados internacionales.

Recuerda la comunicación que “ello fue examinado por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el cual aprobó el pasado 26 de septiembre un informe en el que señala que la detención de Leopoldo López es arbitraria y exhorta a las autoridades venezolanas a proceder a liberarlo de manera inmediata.

Sin embargo, hasta ahora el tribunal 28 de juicio, competente para la tramitación de la causa, ha negado la liberación del citado dirigente.

Concluye la comunicación que “por ello requerimos de usted ejercer las acciones que estén dentro de su ámbito de atribuciones para que el Estado venezolano siga la senda del respeto al Derecho Internacional Público y a los derechos humanos y dé cumplimiento al informe del Grupo de Trabajo”, procediendo así a liberar a Leopoldo López y a todos los demás venezolanos presos, exiliados, perseguidos y judicializados por motivos políticos, incluyendo a los luchadores chavistas de base que también son víctimas de la represión oficial por defender sus derechos económicos y sociales.

Carta Sec Gral ONU 14. nov. 2014

2a pag Carta Sec. Gral. ONU 14 nov 2014

Alto comisionado pide liberar a Leopoldo López

Voluntad Popular exige acatar la resolución: “No hay autoridad superior en materia de derechos humanos”

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, manifestó su “gran preocupación sobre la continua detención del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, así como de más de 69 personas arrestadas durante las protestas públicas que tuvieron lugar durante varios meses en Venezuela, a partir de febrero de este año”.

“La prolongada y arbitraria detención de opositores políticos y manifestantes en Venezuela está causando cada vez más preocupación en el ámbito internacional. Esta situación solo exacerba la tensión en el país”, se agrega en la nota oficial difundida ayer.

Se recordó que la Oficina del Alto Comisionado ha recibido información sobre aproximadamente 3.300 personas, entre ellas menores de edad, detenidas entre febrero y junio, así como reportes de más de 150 casos de malos tratos y torturas.

“Exhorto a las autoridades venezolanas a actuar de acuerdo con las opiniones del Grupo de Trabajo –sobre la Detención Arbitraria– y a liberar inmediatamente a los señores López y Ceballos, y a todos aquellos detenidos por ejercer su legítimo derecho a expresarse y protestar pacíficamente”, dice al Hussein. También insta a las autoridades a asegurar que se garantice el debido proceso en todos los juicios, de conformidad con los estándares internacionales.

El alto comisionado se reunió el viernes en Ginebra con la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, para conocer la situación de todos los detenidos y sus familias. Al Hussein deploró las reiteradas denuncias de ataques e intimidación dirigidos a quienes trabajan en defensa de los derechos humanos en Venezuela y exhortó a que se les permita proseguir con su trabajo y hacerse oír sin temores por su seguridad.

“Mi oficina está extremadamente preocupada por la situación actual, y continuaremos siguiéndola de cerca”, añade.

Reacciones. Voluntad Popular exige cumplir la recomendación de Al Hussein: “No hay autoridad superior en materia de derechos humanos. Venezuela, que forma parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, votó por tres de los cinco miembros del Grupo de Detenciones Arbitrarias y por el alto comisionado”, señaló el dirigente Freddy Guevara.

Aseguró que las juezas Susana Barreiros y Yhosmar González, que llevan los juicios de López y Ceballos, respectivamente, saben que los tratados internacionales en materia de derechos humanos son constitucionales y vinculantes.

Guevara lamentó que no haya despacho en los tribunales que llevan los casos, lo que considera un intento de no responder a la ONU.

La alcaldesa de San Cristóbal, Patricia Gutiérrez, esposa de Ceballos, rechazó que al dirigente le prohibieran las visitas durante 15 días por mostrar un cartel en el que exigió cumplir la resolución de la ONU. “No tienen autorización de la Fiscalía o del Tribunal 15° de Juicio, que lleva el caso. Son castigos arbitrarios impuestos por el coronel Homero Miranda (director de Ramo Verde)”.

El abogado Juan Carlos Gutiérrez destacó que a Ceballos se le está aplicando el Reglamento de Castigos Disciplinarios N° 6. “Son normas inconstitucionales porque implican sanciones sin debido proceso y no se les pueden imponer a civiles”, dijo.

La continuación del juicio a Ceballos está fijada para hoy a las 11:00 am. La defensa exigirá una respuesta a la petición de la ONU.

Celeridad fuera, retardo dentro
En apenas tres días el alto comisionado respondió a la gestión realizada el viernes por la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, en favor del líder de oposición y de todos los venezolanos presos por protestar contra el gobierno.

La inusual celeridad revela la dimensión de la inquietud de la máxima instancia de promoción y defensa de los derechos humanos de Naciones Unidas sobre lo que sucede en Venezuela. La declaración de Zeid Ra’ad al Hussein, que asumió el cargo en septiembre pasado, también constituye un aliciente para los que buscan tutela jurídica en la ONU, luego de que el Estado venezolano denunció la Convención Americana de Derechos Humanos y, con ello, debilitó la protección a las víctimas en el sistema regional.

A la par, las juezas Susana Barreiros y Yhosmar González, que están a cargo de los casos de Leopoldo López y Daniel Ceballos, han optado por no dar despacho para postergar las respuestas a las exigencias de liberación inmediata de los dos líderes de oposición formuladas por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria.

El Dato
“Human Rights Watch apoya la solicitud del alto comisionado de las Naciones Unidas para que se libere a manifestantes y políticos detenidos arbitrariamente en Venezuela. Ahora que Venezuela se prepara a asumir su puesto en el Consejo de Seguridad, no puede continuar ignorando las repetidas declaraciones de expertos de Naciones Unidas para que cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, señaló el director de la ONG, José Miguel Vivanco.

TSJ prohibió visitas a López, Ceballos y Scarano
El Tribunal Supremo de Justicia rechazó ayer ordenarle al Ministerio de la Defensa que le permita a terceros visitar al líder de la tolda naranja, Leopoldo López; así como a los destituidos alcaldes de San Diego y San Cristóbal, Enzo Scarano y Daniel Ceballos, en la cárcel militar de Ramo Verde,  donde se encuentran detenidos.

La decisión la adoptó la Sala Constitucional al responder un amparo que Cecilia Fernández y Oscar Hernández interpusieron en julio pasado contra la titular del despacho castrense, almirante Carmen Meléndez. Ambos ciudadanos trataron de ver a los opositores, pero no pudieron. (El Nacional)

ONU insta al gobierno a liberar a Leopoldo López

El Nacional

 

La Organización de las Naciones Unidas instó al Estado a liberar de inmediato al coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien permanece detenido desde febrero en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde.

La resolución fue hecha por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, después de una investigación en profundidad en la que se determinó que al dirigente opositor se le violaron sus derechos constitucionales, políticos y civiles.

En el dictamen, aprobado el pasado 26 de agosto y publicado el 23 de septiembre, se señala que Venezuela incumplió el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos al violarse el debido proceso, la presunción de inocencia y someter a López a un proceso penal por ejercer sus derechos a la manifestación y a la libertad de expresión. La ONU indica que según la información recabada se vulnera el derecho a la libertad personal. Consideran que el dirigente “ha sido víctima de una persecución sistemática, premeditada y públicamente anunciada” por autoridades del gobierno.

Indican que el 28 de abril de este año el gobierno respondió a la comunicación remitida por la ONU el 27 de febrero. “El gobierno no precisó en qué medida el discurso del señor López pudo haber dado lugar a los incendios y delitos de que se le acusan. No precisa qué expresiones de su discurso pudieron motivar estos graves hechos o inducir a la comisión de los mismos. Al referirse al delito de asociación ilícita, tampoco precisa a qué grupo ilegal se refiere”, argumentan.

Acusación. Consideran que la detención de López fue ilegal. “El Grupo de Trabajo estima que la privación de libertad López con el objeto de restringirle sus derechos políticos y por su ubicación en recintos militares, así como por el ejercicio de sus derechos a la libertad de pensamiento y opinión, de expresión, reunión, de asociación y políticos, consagrados en los artículos 18, 19, 20 y 21 del pacto internacional de Derechos Civiles y Políticos y en los artículos 9, 10, 18 a 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es arbitraria, conforme a la Categoría II de los Métodos de Trabajo del Grupo”, destacan.

Resaltan que los cargos de los que se le acusa a López son imprecisos y cuestionan la censura de las comunicaciones entre el dirigente opositor y la defensa. La ONU sostuvo que tales elementos atentan contra el debido proceso.

Sustentan que  la participación en una marcha por motivos políticos y el ejercicio de la libertad de expresión, como hizo López el pasado 12 de febrero, no representan un delito que justifique la aprehensión de un participante u orador.

“No hay elementos que permitan concluir una relación causa-efecto entre la convocatoria a una manifestación política, el hablar durante la misma y los resultados de muertos, heridos y daños materiales que se produjeron al margen de dicha concentración, que, por otra parte, ya había concluido, subrayan”.

Señalan que la reclusión del dirigente en una cárcel militar “pareciera sustentada en un motivo de discriminación basado en sus opciones y opiniones políticas”. La ONU supo que López está en una celda fría y con poco acceso a la luz.

Los Precandidatos se despiden “por ahora”

En la recta final, abanderados buscan consolidar sus opciones.

Mañana es el último día de propaganda Visitar las capitales de estados es la estrategia de los aspirantes presidenciales para cerrar en las regiones.

Pablo Pérez camina, abraza al pueblo y hasta comparte una chicha criolla que le brindan en plena calle. Cierra su campaña buscando entrar en contacto directo con la mayor cantidad de gente posible.

Machado opta por asambleas de vecinos y pocos actos masivos.

Apenas a días de las primarias, Pablo Pérez está en Maracay en compañía de sus seguidores y la maquinaria de los partidos políticos que lo respaldan.

Los asistentes esquivan empujones, pisotones y hasta golpes. Hombres llorando, mujeres que pelean por tener “la bendición” de tocar a Pérez para recitarle una larga lista de buenos augurios y muchachas no mayores a 35 años que piden dinero para “un mercadito” es lo que se observa. Recorrer estas calles, en tiempos electorales confirma que el venezolano es así: mesiánico.

Los precandidatos a las alcaldías de Aragua luchan, literalmente, por salir en la foto al lado de “el tipo”. Es el peso del “portavión” en las contiendas electorales venezolanas.

La fuerza de más de siete hombres por aparecer junto a él se impone y arrastra a mujeres, niños y jóvenes discapacitados. Más de uno recibió su golpe.

Tanto cariño lo agrede, pero Pablo Pérez gira instrucciones de romper las cadenas humanas que le hacen a su alrededor para protegerlo. Él quiere caminar con la gente. Entiende que la fórmula electoral en el país funciona con la conexión emocional directa.

La euforia del encuentro nunca baja. Los asistentes coreaban: “Pablo Pérez es el hombre”. Sin embargo, la emoción es más recatada cuando reflexionan sobre el desenlace. La victoria no está tan clara.

“El resultado estará cerrado”, admiten algunos.

Durante este recorrido se escucha y se ve de todo.

Cartas para conseguir viviendas, mujeres llorando que le piden derrotar al comunismo, abuelos que salen a sus balcones para celebrar la presencia del gobernador del Zulia y jóvenes que se preguntan de forma escéptica qué puede hacer Pérez por ellos. La duda los embarga.

No faltan quienes, incrédulos, reflexionan acerca de “por qué confiar nuevamente en un político” luego de “13 años de promesas incumplidas”, dice un taxista que presencia la actividad desde lejos, con mirada incrédula.

Hasta el propio Pablo Pérez se da cuenta. “Lo grave de todo esto es que la gente ha perdido la confianza”, admite en el vehículo que lo trasladada de Maracay hasta Valencia, donde tomará un avión para llegar ese mismo día a Barcelona. Y “cómo no hacerlo”, se pregunta Pérez si al final han sido años y años de promesas inconclusas.

Ayer, el zuliano cerró campaña en Maracaibo con un acto de masa que desbordó la doctor Portillo. Hoy hará lo propio en Caracas con una “gran marea”, una caminata desde Los Dos Caminos hasta Petare.

CAPRILES SIN CIERRE Henrique Capriles Radonski fue claro: no hará cierre de campaña porque, a su juicio, las cartas ya están echadas y su batalla electoral continúa hasta octubre.

Sin embargo, el comando tricolor en las regiones está convocando Caravanas Tricolor para cerrar esta etapa. Su estrategia ha estado enfocada en la realización de estas actividades, acompañado del “trabuco” regional. Las hacen en las capitales de estado, hasta dos por día.

Capriles, incansable, llama a votar. Sabe que su respaldo se fundamenta, principalmente, en el sufragio espontáneo.

Así, el precandidato favorito en las encuestas no solo hace campaña para su candidatura presidencial sino que busca impulsar a los líderes que quieren alzarse con alcaldías y gobernaciones bajo su alianza.

Camiones rotulados, afiches pegados en las ventanas y puertas de los carros que portan las banderas de Primero Justicia, Podemos y Patria Para Todos, entre las toldas que lo respaldan, es lo que se observa en los recorridos motorizados.

Los candidatos saludan, lanzan consignas, y encabezan la ruidosa movilización, alegre y colorida, que convoca decenas de vehículos y motos. En la calle, la gente saluda, sonríe, se esmera en levantar las manos. Algunos más avezados se acercan hasta el camión principal para treparse y estrechar la mano de Capriles y sus acompañantes.

Muchos lo logran.

Leopoldo López se ha integrado a estos recorridos. Ya Caracas lo vio pasar. Cojedes y Bolívar también. Hoy, el precandidato encabezará un acto masivo en el Forum de Valencia como última cita antes de las primarias..

En esta campaña también aplica la tesis del “portavión”. Después del anuncio de la alianza Capriles-López, los abanderados locales de Voluntad Popular se vinculan con el gobernador de Miranda y su “Hay un camino” para jalar votos.

Por su parte, los del comando tricolor dejan claro que el apoyo de Capriles es hacia ellos. La evidencia son las cuñas marcadas por la inclusión de Capriles en las imágenes y, en muchos casos, su voz.

MARÍA CORINA CARA A CARA María Corina Machado llega hasta el final sin maquinaria, pero apelando al voto independiente.

Su cierre de campaña es menos masivo, aunque algunos opinarán que más efectivo. Es cara a cara, de frente con las comunidades en asambleas de ciudadanos.

Machado encabezó encuentros en Santa Eduvigis, Montalbán, Palo Verde, Prados del Este y Las Palmas, entre otros. Sin embargo, no deja de lado los actos masivos. Protagonizó uno en Maracaibo y otro en Caracas. Hoy será el último, en la Plaza Brión de Chacaíto. (Fuente: Diario Tal Cual)