Carlos Ramos: El Vigía reclama construcción de hospital y que se castigue a empresas irresponsables

 

hospital vigia

Carlos Ramos reclama construcción de Hospital de El Vigía

La urgente construcción del Hospital Tipo IV en El Vigía, y la determinación de responsabilidades sobre el destino de los dineros aportados para esta obra que no fue ejecutada, en un evidente acto de corrupción, es una de las peticiones más sentidas por los habitantes del municipio Alberto Adriani.

El ex diputado a la AN y pre candidato a la Gobernación de Mérida, economista Carlos Ramos, ha sido portavoz del clamor de los vigienses, denunciando que desde el año 2006 se ha prometido la obra y ya se han iniciado dos construcciones; una en el sector Los Pozones y otra en la vía a San Cristóbal. El dinero fue entregado a las empresas y hasta la fecha ninguna de las dos obras se ejecutó.

Recordó que es deber del Ministerio de Salud, que contrata y entrega los recursos, hacer seguimiento y contraloría sobre el destino de los recursos y no se ha hecho. A pesar de las denuncias, solo fue citada ante la Fiscalía del Ministerio Público la ministra Eugenia Sader, sin resultados positivos. Por eso Ramos ha llevado la denuncia a la Fiscalía, la Contraloría General de la República y la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, para que se establezcan las responsabilidades del caso.

Mientras tanto, continuó, “las parturientas en El Vigía tienen que venir a Mérida en taxi o como puedan, porque no hay ambulancias, el precario hospital no tiene medicamentos, dotación ni equipamiento, lo que se traduce en un abandono total del servicio de salud en esa región”.

Recordó que El Vigía es el eje de desarrollo de la Zona Sur del Lago de Maracaibo y el hospital es una gran necesidad para los municipios del norte del estado Mérida, del estado Zulia y del Estado Táchira. ¨La salud es un derecho básico de sus habitantes que debe ser atendido por el gobierno nacional y regional”. (Prensa Carlos Ramos)

Noticia publicada el 07 de Marzo 2016

 

Anuncios

Hospital IV es un “elefante rojo”, Así lo aseguró el diputado Carlos Ramos, quien pide cuentas claras

hospital vigia

 

El parlamentario exhorta a los organismos competentes explicar al pueblo vigiense y merideño en general que pasó con los recursos invertidos en el antiguo hospital cuyas bases de concreto permanecen en el terreno de Los Pozones y por qué aún no se concluyen los trabajos del nuevo centro asistencial ubicado en la vía hacia San Cristóbal

Adela Lozada.-En torno a la culminación del Hospital tipo IV de El Vigía, cuyos trabajos actualmente se encuentran paralizados, son varias las opiniones que surgen de  diversos sectores, entre ellos el diputado a la Asamblea Nacional (AN) por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Carlos Ramos, quien considera que el retraso de dicha obra demuestra la “deficiencia” del actual gobierno nacional.

Como se recordará la ejecución del nuevo hospital obedeció a una ampliación de la red hospitalaria del país ordenada por el entonces presidente Hugo Chávez, situación que posteriormente fue retomada por el actual mandatario Nicolás Maduro, quien el pasado mes de febrero de 2013 constató en el Hospital de Coche de Caracas la grave situación en la cual se encontraba dicho centro de salud. Allí reconoció que otros hospitales del país se encontraban en situación similar y prometió que se iniciaría un proceso de mejora de los centros de salud en todo el territorio nacional.

Ante este contexto, el Hospital II de El Vigía refleja la triste realidad por la que atraviesa el sistema de salud en varias regiones del país, y el mismo que fue inaugurado el 8 de agosto de 1968 por el entonces presidente de la República Raúl Leoni, ya no cuenta con la capacidad necesaria para atender a los pacientes quienes padecen innumerables calvarios para recibir el servicio de salud.

 “Elefante rojo”

Al respecto, el diputado Carlos Ramos -como en otras ocasiones- expresó que esta obra forma parte de los “elefantes rojos” del Gobierno revolucionario que hasta ahora no cumple con las promesas gubernamentales realizadas en diferentes campañas electorales.

Dijo que aquí no se trata de un hospital sino de dos, haciendo referencia a la primera estructura ubicada en Los Pozones que solo quedó en bases de concreto y en la cual se invirtió una cantidad importante de recursos y nadie sabe que pasó con ellos, y la nueva estructura en la vía hacia San Cristóbal que -a su juicio- apenas tiene un 50 por ciento de avance.

“Esta es una situación lamentable porque el Gobierno nacional, presidido en aquel entonces por Hugo Chávez, aprobó en los últimos siete años recursos económicos para la construcción de un Hospital tipo IV en El Vigía y esta es la fecha y aún no se ha concluido, a pesar de ser ésta la segunda ciudad de importancia demográfica del estado Mérida”, acentuó.

Subrayó que la realidad es peor aún, ya que el único centro asistencial del municipio (Hospital II) no reúne las características correspondientes para brindar el servicio médico asistencial, lo que debería ser motivo para que la obra se hubiese concluido hace años; pues, desde el 2007 en que el ex presidente y fallecido Hugo Chávez autorizó la ejecución al 2015, son 8 años de espera.

Ramos refirió que en vida el presidente Chávez catalogó a El Vigía como una región de desarrollo y autosustentable; sin embargo, a casi dos años de su muerte el actual gobierno de Nicolás Maduro no ha cumplido con los lineamientos dejados por el ex mandatario, pues los “elefantes rojos” no tienen que ver sólo con los centros asistenciales, “sino también con la vialidad y otras áreas”.

Recursos

Vale recordar que ante el retraso de esta obra y cambio de cronogramas en la ejecución, el parlamentario agregó en una denuncia presentada a la Contraloría -el 9 de julio de 2012- por el desconocimiento de las asignaciones presupuestarias a organismos involucrados en la construcción y concentró sus señalamientos en las irregularidades en la contratación del Hospital tipo IV de El Vigía.

Luego el pasado año 2014 el diputado exigió en el seno de la Plenaria la adaptación y culminación inmediata de la estructura, cuyas características respondían a un centro de salud moderno y con altas especialidades médicas, cuyo nivel de servicios estaría a la altura del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Ihula) de Mérida.

En este entonces señaló que la obra llevaba un año de retraso para su inauguración, prometida por el Gobierno nacional y regional para marzo de 2013, pues “aún faltan recursos para la construcción de su acueducto,  también para la planta de tratamiento de aguas negras, no tiene vías de acceso, no cuenta con equipos ni dotación para su funcionamiento”.

Ramos indicó que el Ejecutivo nacional comenzó su edificación a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud y el dinero para la obra ya había sido asignado en su totalidad. “Entonces en dónde están los reales?”, se preguntó el parlamentario merideño, pues la gestión madurista cuenta con suficientes recursos para culminar la obra a tiempo.

 “Maduro fracasó”

El diputado considera que Nicolás Maduro y su Gobierno de Calle han fracasado rotundamente, en El Vigía y en todo el territorio nacional, pues en este caso se trata de garantizar el acceso a la salud que forma parte de los derechos humanos de primera generación, “de ahí mi preocupación y de muchos adrianistas porque ese dinero existía y fue transferido al ministerio respectivo y luego a la empresa encargada y esta es la fecha y no se ha ejecutado la obra”.

Carlos Ramos solicita establecer responsabilidades del caso y que la estructura se culmine lo más pronto posible. “Yo hablo de los dos hospitales tipo IV en donde hubo una gran inversión que se perdió y nadie responde sobre ello, el hospital hace muchísima falta no solo para los merideños, sino para los zulianos, tachirenses y trujillanos que limitan con nuestro estado Mérida”.

Nuevos hospitales

Aunado al hospital de El Vigía, Carlos Ramos considera necesario y urgente la edificación de los hospitales de Nueva Bolivia, municipio Tulio Febres Cordero, y Santa Cruz de Mora, de Antonio Pinto Salinas; pues el más cercano a Nueva Bolivia se ubica en Caja Seca y diariamente colapsa por la atención que brinda a la zona Panamericana, situación similar con El Vigía y el Hospital tipo II.  (Fuente: Diario de Los Andes)

Carlos Ramos: Hospital tipo IV El Vigía tiene un año de atraso

Una vez más, el diputado de la Asamblea Nacional, Carlos Ramos, exigió en el seno de la Plenaria la adaptación y culminación inmediata del Hospital tipo IV en el municipio Alberto Adriani, específicamente en la población de El Vigía, un centro de salud moderno y con altas especialidades médicas, pues su nivel de servicios estaría a la altura del HULA en Mérida.

Señaló que lleva un año de retraso para su inauguración, prometida por el gobierno nacional y regional para marzo de 2013, pues “aún faltan recursos para la construcción de su acueducto,  también para la planta de tratamiento de aguas negras, no tiene vías de acceso, no cuenta con equipos ni dotación para su funcionamiento”.

Ramos indicó que el Ejecutivo nacional comenzó su edificación a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud  y el dinero para la obra ya había sido asignado en su totalidad. “Donde están los reales?”, se preguntó el parlamentario merideño, pues, la gestión madurista cuenta con suficientes recursos para culminar la obra a tiempo.

“Esa es una necesidad urgente para los merideños, pues no sólo atendería las necesidades de la zona panamericana, sino que también contribuiría a descongestionar el sistema regional de atención pública en los estados, Mérida, Táchira, Zulia y Trujillo. Es una necesidad que lleva años esperando ser atendida por el gobierno”, aseveró.

063

 

Señaló también como urgente la construcción de los hospitales de Nueva Bolivia y Santa Cruz de Mora, ubicados en los municipios andinos, Tulio Febres Cordero y Antonio Pinto Salinas, respectivamente. “El hospital más cercano a Nueva Bolivia se encuentra en Caja Seca y a diario colapsa pues atiende a varios municipios de la zona panamericana. Que ocurre allí?. Pues muchos pacientes deben trasladarse a centros asistenciales de El Vigía, Mérida y Valera, generando desesperación en sus familiares, pues deben transportarse para atender a sus pacientes, la mayoría de ellos, gente muy humilde y sin recursos para costear los gastos que implican mantenerse alejados de sus lugares de origen”, enfatizó Ramos.

Respecto a la edificación del hospital en Santa Cruz de Mora, el diputado del bloque democrático afirmó que la zona está rodeada de muchas aldeas, generando la reubicación  de pacientes a otros centros ambulatorios, conllevando al caos y colapso de pacientes. “Este ha sido un viacrucis constante para los familiares, la inflación actual no permite cubrir los gastos que se generan cuando debe atenderse con urgencia alguna patología o un desafortunado accidente. “Debe fortalecerse la red ambulatoria y hospitalaria con la adquisición de equipos de alta tecnología, debe llevarse a cabo una verdadera inclusión en materia de salud”.

Exhortó a los gobernantes que tienen en sus manos la responsabilidad de favorecer a todos los ciudadanos para que cumplan con las promesas que a diario siembran en el corazón de los venezolanos, “somos un país muy rico, nuestras reservas petroleras dejan mucho dinero, no es posible que día a día tengamos que sufrir las calamidades de un sistema de salud anárquico y débil”. (Prensa Carlos Ramos)

La construcción del nuevo hospital de El Vigía: Crónica de una historia de mentiras, embustes y engaños

El 30 de setiembre del 2007, en el Programa Aló Presidente N° 296,  el Presidente de la República, recién fenecido, informó que  había asignado  800 mil millones de bolívares, -bolívares de los viejos-, provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Económico y Social (FONDEN), para la construcción de seis nuevos hospitales, uno de ellos  el Hospital de El Vigía, estado Mérida, que formaban parte de la primera fase  de Barrio Adentro IV; señaló, también, que  faltaban por asignar, aproximadamente 500 mil millones de bolívares; ese  día se  iniciaron los movimientos de tierra en los terrenos donde se a construirían esos seis nuevos hospitales, los cuales deberían estarse inaugurando a finales del 2009.  En el caso del Hospital de El Vigía, fue en el 2008 cuando se contrató a la empresa Constructora  Pemegas C.A., para realizar los estudios y proyectos de urbanismo, arquitectura e ingeniería para la ejecución de la obra.  En el 2008, se iniciaron  los trabajos de construcción y en el 2009 se paralizaron. En junio de 2011,  el gobernador del estado Mérida, Marcos Díaz Orellana, anunció que por razones de inestabilidad del terreno no se continuaría con la construcción de este hospital, en el sector Los Pozones de la Parroquia Rómulo Gallegos del municipio Alberto Adriani; y que por lo tanto debería buscarse otro terreno para edificar el nuevo Hospital de El Vigía.  En julio del 2011- en ocasión de una solicitud para un crédito adicional para iniciar y concluir obras a nivel hospitalario-, el gobierno confiesa que los niveles de ejecución física de  cinco de los hospitales que integran la primera fase de BAIV, se situaban en un rango que va entre 4 y 15%, y que en el caso del Hospital de El Vigía, que completa el sexteto, era de 0%; información esta última falsa, como se puede constatar en las fotos anexas, ellas dan cuenta de las obras ejecutadas por las empresas contratadas para ejecutar el proyecto diseñado por la empresa Constructora Pemegas C.A. Aunque desconocemos con exactitud los montos de los contratos de las distintas empresas involucradas en el diseño y en las obras de infraestructura física de este hospital, ni los niveles de ejecución física realizada en la localización original, sabemos  que en la construcción de la segunda etapa de la obra, anunciada en la valla publicitaria colocada en la carretera que da acceso a la obra (véase foto anexa), se indica que el monto de ese contrato fue de 74.254.901.96 Bs F.

En octubre del  2011, la Ministra informó del “inicio” de construcción del Hospital de El Vigía, en una nueva localización, los argumentos que  utilizó para justificar esta decisión,  distintos a los empleados por el gobernador Díaz Orellana, fueron los siguientes : “Por la cercanía del hospital al aeropuerto de El Vigía, se decidió trasladarlo a otra localidad cercana, debido a que su operatividad generará mucho ruido para los pacientes“; “El importante y franco crecimiento de esa terminal aérea que va hacia su internacionalización (se refiere al Aeropuerto Juan Pablo Pérez Alfonso) , requiere del aterrizaje y despegue permanente de aviones en la pista que queda prácticamente al frente de esta edificación, lo cual no es conveniente para la salud de los pacientes” y “encontramos que el terreno donde se había empezado el hospital era la pista del aeropuerto”, – el primero aparecido el 16 de junio del 2011 en la pág web del Ministerio del Poder Popular para la Salud; el segundo, el 17 de junio del 2011, en el Diario Los Andes de Mérida; y el último, el 14 de mayo de ese año, en el diario Ultimas Noticias. Argumentos estos contradictorios con la declaración de la misma ministra, en ocasión de su visita a las obras ejecutadas en el sector Los Pozones, cuando  comentó, a propósito del destino que se dará a la edificación comenzada, “que los especialistas que la acompañaban sugirieron múltiples utilidades, entre las que mencionó una universidad de la salud, villas deportivas, viviendas, área de oficinas tanto para el Gobierno municipal como regional, pero siempre y cuando la edificación no supere los dos o tres pisos.”

 

¿Qué se escondía detrás de toda esta mentira y engaño sobre la construcción del Hospital de El Vigía?

 

El gobierno, ante la cercanía de las elecciones presidenciales del año pasado consciente que no podía inaugurar los seis hospitales de la primera fase de BAIV antes del día de las elecciones, cuya puesta en marcha había prometido para el 2009, solicitó en, junio del 2011,  la aprobación de un crédito adicional por un monto de  3.007.693.657,32 Bs. F, de los cuales, 856.044.000,00 Bs. F,  estaban destinado a “efectuar la cancelación de 30% de la contratación, por 2.853.480.000 Bs, previstos para dar continuidad a la construcción de seis (06) hospitales de especialidades, con un lapso de ejecución de 18 meses aproximadamente”. Y anunció en, en julio del  2011, que “seis grandes hospitales de diversas especialidades médicas serán construidos en Venezuela, con apoyo de tecnología Turca, a partir de septiembre de este año y cuyas inauguraciones se realizarán de forma progresiva por módulos preconstruidos  de los servicios médicos”. Estos seis hospitales, cuyas obras se encontraban paralizadas, entre los cuales está el Hospital de El Vigía, son los mismos que  comenzaron  a construirse en el 2007.

El 18-01-2012, el viceministro de Redes de Servicios de Salud, José España, declaró: “en octubre de 2011 se comenzaron las obras con la adecuación de los terrenos, calculamos que hacia finales de septiembre de 2012 se inauguren estos seis hospitales, que se están construyendo simultáneamente”. La realidad es que estamos en marzo del 2013 y ninguno de estos hospitales  ha sido inaugurado, en el caso del Hospital de El Vigía el estado actual de la obra es el que puede verse en las fotos anexas, a través de las cuales puede constatarse como la historia de mentiras y engaños ha continuado. 

Hospital El Vigía

Hospital 1

Hospital 2

Hospital 3

Hospital 4