Carlos Ramos: Inseguridad azota a productores agrícolas del páramo

 

 

IMG_7426

Productores del páramo también necesitan apoyo para su producción 

Las comunidades del páramo merideño se han sumado al clamor nacional para recuperar la gobernación del estado Mérida, pues consideran que, en 17 años, el gobierno socialista revolucionario no ha cumplido con las expectativas, y mantiene en estado de abandono a la zona productora del páramo.

Así lo aseguró el ex diputado a la Asamblea Nacional y precandidato a la gobernación del estado Mérida, Carlos Ramos, durante su visita a los municipios Rangel y Cardenal Quintero, espacios en los que conversó con dirigentes comunitarios, productores agrícolas, empresarios y vecinos de Mucuchies y Santo Domingo.

Los productores agrícolas aseguraron a Carlos Ramos, que la inseguridad se ha convertido en uno de sus graves problemas, pues ya no es solo la delincuencia y el hampa común que los mantiene azotados, sino que organismos de seguridad como la policía y la Guardia Nacional, quienes, en lugar de cumplir las normas, se han convertido en sus adversarios, atropellando su libre tránsito e impidiendo el paso de sus cosechas en las alcabalas de la zona.

Manifestaron su desesperación, pues las autoridades competentes no ponen fin a esa situación, cuando no es la delincuencia son los agentes de seguridad, quienes los azotan. Los problemas en las alcabalas se suman a la escasez de semillas e insumos para trabajar.

Los productores del campo aseguraron que se sienten desatendidos, necesitan un ente que les facilite crédito para las semillas, fungicidas, abono, pues Agropatria está lejos de ofrecerles esos servicios, “allí no hay nada”, dijeron. También expusieron que la mayoría de sus vehículos de trabajo están parados, porque no consiguen repuestos para arreglarlos.

En el páramo, denunció Carlos Ramos, hay escuelas estadales abandonadas, tratan con menosprecio la educación, los baños de algunas instituciones educativas están amarrados con alambre, para usar o lavar los baños deben llevar el agua en tobos desde la dirección hasta los baños, no disponen de  suficientes pupitres y algunos niños reciben clase sentados en el piso.

La gobernación del estado tiene abandonada la salud, la seguridad, la vialidad, y la educación en el páramo merideño, concluyó Carlos Ramos. (Prensa Carlos Ramos)

Noticia publicada el 06 de Marzo de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s