Informe acerca del deplorable estado del IAHULA hecho por el diputado Carlos Ramos y enviado al Ministerio de Salud

Mérida, 22 de julio de 2015.

Dr.

Henry Ventura Moreno

Ministro del Poder Popular para la Salud

Su despacho.-

Con el firme  compromiso  de  la vigilancia sobre la inversión y utilización de los fondos públicos en todos los sectores y niveles de la Administración Pública, hago de su conocimiento lo siguiente:

Dentro de mis funciones como diputado ante la Asamblea Nacional, en fecha 13 de julio del corriente, realice una visita al  Instituto Autónomo IAHULA y de acuerdo a lo observado y a las conversaciones sostenida con pacientes, personal técnico y profesional, quiero hacer entrega de este informe, manifestando que la conclusión a la que  he llegado es que el derecho a la salud, consagrada en el Artículo 83 de la CRBV se encuentra olvidada y violada; en ese sentido, dicho centro asistencial no está ofreciendo seguridad de garantías mínimas de atención a la salud. La crisis de desabastecimiento de insumos y medicamentos es grave, en consecuencia, se está produciendo pérdida lamentable de vidas humanas. Se evidencia un marcado deterioro de la infraestructura con graves problemas de contaminación. Además, grave déficit de personal de laboratorio y de reactivos que deja mucho que desear para la jerarquía de un hospital tipo IV.

Si entendemos que la salud es un derecho natural y primario,  que contribuye conjuntamente con la educación al desarrollo productivo del país, y viendo con dolor la forma deficiente de la atención de salud que se está prestando, me permito como representante de los mejores intereses de mi Estado, hacer un llamado de atención para que envíen cuanto antes, una supervisión de nivel central para que constate lo denunciado en este informe y prosigan a corregir de manera urgente las lamentables fallas que se vienen presentando, de ahí que paso a detallar lo encontrado.

Principio del formulario

Final del formulario

Principio del formulario

Final del formulario

  • Pacientes manifestaron preocupación y alerta ante la falta de medicamentos, y reactivos para realizar los estudios preoperatorios.
    Según información suministrada por diferentes especialistas, así como pacientes de consulta externa y hospitalización, no hay material para exámenes de laboratorio (hematología, tomografías, resonancia e incluso el aparato de ultrasonido se encuentra dañado).  En testimonio de un paciente, de 6 exámenes preoperatorios, para 5 de ellos no había reactivos para realizarlos, solo reactivo para VDRL a la 1ra quincena de julio.
  • No hay: Solución hidratante, Nitroglicerina, reactivos para hematología, Glicemia, Urea, CKMV(para pacientes infartados), inyectoras, entre otros
  • La partida de alimentación está presupuestada sobre los 28 días, debiendo ser de 31 días. En este sentido; por testimonio de enfermeras, doctores y pacientes, se hizo saber que el menú no cumple las calorías y requerimientos necesarios de acuerdo al cuadro clínico del paciente.
    Un paciente de urología manifestó que: “el desayuno recibido el día en que se realizó esta visita, fue un pedacito de poyo con margarina”.
  • Existen pacientes con hasta 3 meses de espera para hospitalización.
  • En cuanto al tratamiento de procesos infecciosos, el comité de infecciones hospitalarias se encuentra en alerta en todas sus áreas. Se ha detectado un preocupante aumento de la frecuencia y resistencia de los procesos infecciosos. En este sentido, hay una exacerbada preocupación debido a que hay un aumento de la mortalidad neonatal, debido a que no se pueden atacar estos procesos infecciosos con eficiencia al no contar con los recursos suficientes (medicamentos).
  • La deficiente política preventiva se ve reflejada en la reaparición de enfermedades como: Chagas aguda, tuberculosis y síndromes diarreicos, desaparecidos estos desde Rómulo Betancourt.
  • En el área neonatal, los 3 esterilizadores de teteros, con los que contaba el hospital se encuentran dañados desde el año 2010, teniendo el personal que cargar con ollas de aguas caliente, exponiendo su integridad física,  para solventar la situación, así como también, el carrito que traslada los teteros recorre todo el hospital antes de llegar a su destino.
  • En el área de emergencia adultos, se observan paredes divisorias de cartón piedra. Expresa el personal, que está así desde que iniciaron procesos de  reparación de esta área en el año 2007.
  • La parte médica manifiesta, no contar ni siquiera con jabón para lavar sus manos, y además se está utilizando en sustituto de esponjas trozos de costal para lavar (cocina).
  • Como alternativa ante la deficiencia de suministros médicos, han recurrido a aplicar tratamientos obsoletos de los años 40 y 50, abandonados en algunos casos por sus múltiples efectos secundarios.
  • Existe un latente riesgo de contaminación ya que en uno de los ascensores contiguos al de traslado de los pacientes se baja la basura desde el último piso a planta baja.

Esperando de ud, atención a la presente.

Carlos Enrique Ramos Rivas

Diputado de la Asamblea Nacional

C.I. V-8.004.067

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s