Diputado Carlos Ramos, al celebrar 230 años de la ULA “En medio de la crisis, nuestra Universidad se hace más grande”

La excelencia académica, el desarrollo de las ciencias y contribución al progreso de Mérida y el país son premisas que resumen el importante papel por cumplido la Ilustre Universidad de Los Andes, que para orgullo de nuestra región y de Venezuela, celebra 230 años de su fundación.

Así lo planteó el diputado a la Asamblea Nacional por Mérida, Carlos Ramos, quien rememoró a Fray Juan Ramos de Lora, hombre de loable iniciativa al crear una Casa de Estudios Superiores que, con el pasar de los años y grandes avatares históricos, se convirtió en una de las primeras universidades del país y de América Latina, ubicada en los rankings mundiales en sitiales de excelencia.

“La Universidad de Los Andes no solo es sinónimo de excelencia, también de luchas y compromiso con el país. La historia la señala como protagonista de acontecimientos que han marcado el devenir social, económico, político, científico y cultural de la nación”, acotó Ramos.

Aseguró que como universidad autónoma tiene moral y respeto para marcar pauta y, a través de sus voceros más emblemáticos, opinar libremente sobre los hechos que han conmovido nuestra historia. De ella han surgido académicos como Pedro Rincón Gutiérrez, Rector de Rectores, visionario que a mediados del siglo XX supo trazar líneas para la modernizaron, ampliando estructura física y académica, creando escuelas y facultades que diversificaron su oferta de estudio y las posibilidades para que más jóvenes tengan la oportunidad de contar con un título académico de pregrado y postgrado.

Subrayó Ramos que sus estudiantes han sido protagonistas principales en todas las áreas. La excelencia de sus egresados es reconocida, sus luchas y movimientos se han engranado con la sociedad del entorno, defendiendo el patrimonio que significa la ULA, su legado, un trato justo y equitativo en lo presupuestario  y académico.

“Por eso es necesario reconocer que hoy, nuevamente, la Universidad de Los Andes está viviendo una de sus peores crisis al igual que el resto de las universidades autónomas nacionales, sin un presupuesto justo para su funcionamiento y cercada financieramente. El contrato de nuevos recursos humanos, especialmente profesores, es prácticamente imposible, sin contar la fuga de cerebros ante la grave crisis económica y social que sufre Venezuela”, afirmó el parlamentario.

Aseveró que en la actualidad es más atractivo para un docente emigrar a  universidades fuera del país para encontrar mejores condiciones de trabajo y mejorar su calidad de vida. A duras penas mantiene una estructura física y de herramientas educativas que es necesario reponer periódicamente.

A  esto se suma, continuó, la pretensión del actual gobierno, por todos los medios a su alcance, de cercenar su autonomía plena y plegarla a una sola  ideología política perdiendo su carácter plural, con diversidad de pensamiento y hacer, democrática y participativa.

Ante esta situación, recordó Carlos Ramos, “es hora de  que la Universidad de Los Andes haga valer esa condición. Estamos seguro que no se rendirá ante las amenazas y continuará siendo libre, como lo será Mérida y Venezuela entera”, dijo. (Prensa Carlos Ramos)

 

Carlos Ramos: “Nuestra universidad permanecerá libre”. (Prensa Carlos Ramos)
Carlos Ramos: “Nuestra universidad permanecerá libre”. (Prensa Carlos Ramos)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s