Hospital IV es un “elefante rojo”, Así lo aseguró el diputado Carlos Ramos, quien pide cuentas claras

hospital vigia

 

El parlamentario exhorta a los organismos competentes explicar al pueblo vigiense y merideño en general que pasó con los recursos invertidos en el antiguo hospital cuyas bases de concreto permanecen en el terreno de Los Pozones y por qué aún no se concluyen los trabajos del nuevo centro asistencial ubicado en la vía hacia San Cristóbal

Adela Lozada.-En torno a la culminación del Hospital tipo IV de El Vigía, cuyos trabajos actualmente se encuentran paralizados, son varias las opiniones que surgen de  diversos sectores, entre ellos el diputado a la Asamblea Nacional (AN) por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Carlos Ramos, quien considera que el retraso de dicha obra demuestra la “deficiencia” del actual gobierno nacional.

Como se recordará la ejecución del nuevo hospital obedeció a una ampliación de la red hospitalaria del país ordenada por el entonces presidente Hugo Chávez, situación que posteriormente fue retomada por el actual mandatario Nicolás Maduro, quien el pasado mes de febrero de 2013 constató en el Hospital de Coche de Caracas la grave situación en la cual se encontraba dicho centro de salud. Allí reconoció que otros hospitales del país se encontraban en situación similar y prometió que se iniciaría un proceso de mejora de los centros de salud en todo el territorio nacional.

Ante este contexto, el Hospital II de El Vigía refleja la triste realidad por la que atraviesa el sistema de salud en varias regiones del país, y el mismo que fue inaugurado el 8 de agosto de 1968 por el entonces presidente de la República Raúl Leoni, ya no cuenta con la capacidad necesaria para atender a los pacientes quienes padecen innumerables calvarios para recibir el servicio de salud.

 “Elefante rojo”

Al respecto, el diputado Carlos Ramos -como en otras ocasiones- expresó que esta obra forma parte de los “elefantes rojos” del Gobierno revolucionario que hasta ahora no cumple con las promesas gubernamentales realizadas en diferentes campañas electorales.

Dijo que aquí no se trata de un hospital sino de dos, haciendo referencia a la primera estructura ubicada en Los Pozones que solo quedó en bases de concreto y en la cual se invirtió una cantidad importante de recursos y nadie sabe que pasó con ellos, y la nueva estructura en la vía hacia San Cristóbal que -a su juicio- apenas tiene un 50 por ciento de avance.

“Esta es una situación lamentable porque el Gobierno nacional, presidido en aquel entonces por Hugo Chávez, aprobó en los últimos siete años recursos económicos para la construcción de un Hospital tipo IV en El Vigía y esta es la fecha y aún no se ha concluido, a pesar de ser ésta la segunda ciudad de importancia demográfica del estado Mérida”, acentuó.

Subrayó que la realidad es peor aún, ya que el único centro asistencial del municipio (Hospital II) no reúne las características correspondientes para brindar el servicio médico asistencial, lo que debería ser motivo para que la obra se hubiese concluido hace años; pues, desde el 2007 en que el ex presidente y fallecido Hugo Chávez autorizó la ejecución al 2015, son 8 años de espera.

Ramos refirió que en vida el presidente Chávez catalogó a El Vigía como una región de desarrollo y autosustentable; sin embargo, a casi dos años de su muerte el actual gobierno de Nicolás Maduro no ha cumplido con los lineamientos dejados por el ex mandatario, pues los “elefantes rojos” no tienen que ver sólo con los centros asistenciales, “sino también con la vialidad y otras áreas”.

Recursos

Vale recordar que ante el retraso de esta obra y cambio de cronogramas en la ejecución, el parlamentario agregó en una denuncia presentada a la Contraloría -el 9 de julio de 2012- por el desconocimiento de las asignaciones presupuestarias a organismos involucrados en la construcción y concentró sus señalamientos en las irregularidades en la contratación del Hospital tipo IV de El Vigía.

Luego el pasado año 2014 el diputado exigió en el seno de la Plenaria la adaptación y culminación inmediata de la estructura, cuyas características respondían a un centro de salud moderno y con altas especialidades médicas, cuyo nivel de servicios estaría a la altura del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Ihula) de Mérida.

En este entonces señaló que la obra llevaba un año de retraso para su inauguración, prometida por el Gobierno nacional y regional para marzo de 2013, pues “aún faltan recursos para la construcción de su acueducto,  también para la planta de tratamiento de aguas negras, no tiene vías de acceso, no cuenta con equipos ni dotación para su funcionamiento”.

Ramos indicó que el Ejecutivo nacional comenzó su edificación a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud y el dinero para la obra ya había sido asignado en su totalidad. “Entonces en dónde están los reales?”, se preguntó el parlamentario merideño, pues la gestión madurista cuenta con suficientes recursos para culminar la obra a tiempo.

 “Maduro fracasó”

El diputado considera que Nicolás Maduro y su Gobierno de Calle han fracasado rotundamente, en El Vigía y en todo el territorio nacional, pues en este caso se trata de garantizar el acceso a la salud que forma parte de los derechos humanos de primera generación, “de ahí mi preocupación y de muchos adrianistas porque ese dinero existía y fue transferido al ministerio respectivo y luego a la empresa encargada y esta es la fecha y no se ha ejecutado la obra”.

Carlos Ramos solicita establecer responsabilidades del caso y que la estructura se culmine lo más pronto posible. “Yo hablo de los dos hospitales tipo IV en donde hubo una gran inversión que se perdió y nadie responde sobre ello, el hospital hace muchísima falta no solo para los merideños, sino para los zulianos, tachirenses y trujillanos que limitan con nuestro estado Mérida”.

Nuevos hospitales

Aunado al hospital de El Vigía, Carlos Ramos considera necesario y urgente la edificación de los hospitales de Nueva Bolivia, municipio Tulio Febres Cordero, y Santa Cruz de Mora, de Antonio Pinto Salinas; pues el más cercano a Nueva Bolivia se ubica en Caja Seca y diariamente colapsa por la atención que brinda a la zona Panamericana, situación similar con El Vigía y el Hospital tipo II.  (Fuente: Diario de Los Andes)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s