Resumen Parlamentario Primer Periodo 2014

Capítulo Maria Corina Machado – Persecución Política

 

Este 2014 también estuvo signado, como años anteriores, por el irrespeto a la Constitución Nacional violentando de forma persistente la inmunidad parlamentaria de la que deberían gozar todos los Diputados de la Asamblea Nacional.

Así lo vivieron anteriormente Richard Mardo y María Aranguren; en el año en curso la víctima fue la parlamentaria María Corina Machado, a quien se le despoja de su investidura sin respetar el procedimiento constitucional correspondiente.

Aquí detalles del caso, el cual debe ir anexo al resumen de gestión del primer periodo legislativo 2014.

 

Caso: María Corina Machado

 

Decisión TSJ: La sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia se pronuncia (31.03.14) a favor de despojar del cargo a la diputada María Corona Machado, aduciendo La interpretación, sentido y alcance del artículo 191 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Artículo 191. Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales, siempre que no supongan dedicación exclusiva.

El fallo se sustenta además en lo previsto en los artículos 149 y 197 a los cuales hacemos referencia textualmente:

Artículo 149. Los funcionarios públicos y funcionarias públicas no podrán aceptar cargos, honores o recompensas de gobiernos extranjeros sin la autorización de la Asamblea Nacional.

Artículo 197. Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional están obligados u obligadas a cumplir sus labores a dedicación exclusiva, en beneficio de los intereses del pueblo y a mantener una vinculación permanente con sus electores, y electoras atendiendo sus opiniones y sugerencias y manteniéndolos informados e informadas acerca de su gestión y la de la Asamblea. Deben dar cuenta anualmente de su gestión a los electores y electoras de la circunscripción por la cual fueron elegidos o elegidas y estarán sometidos o sometidas al referendo revocatorio del mandato en los términos previstos en esta Constitución y en la ley sobre la materia.

Determina así el máximo tribunal que es incompatible la función legislativa con la diplomática, lo cual constituye una actividad incompatible durante la vigencia de su función legislativa.

La sentencia se soporta también bajo los preceptos de evitar  “actuaciones contrarias a la ética y a los principios de soberanía, independencia, autodeterminación, responsabilidad social, paz internacional, justicia, entre otros, por ser éstos, base fundamental del Estado venezolano.”

 

Análisis MUD

 

Esta disposición no es aplicable a los hechos arriba mencionados, por varias razones. El otorgamiento de un derecho de palabra en una sesión del Consejo Permanente de la OEA, gracias a la concesión de la representación de Panamá, no implica ni un honor ni una recompensa. Tampoco es un cargo, ya que la Diputada Machado no aceptó ser acreditada como representante permanente de la República de Panamá. Aceptó ser acreditada a título accidental.

Al interpretar el artículo 148 de la Constitución, que guarda semejanza con el artículo 191, la Sala Constitucional ha sido enfática en afirmar que:

“El desempeño de un destino público remunerado es compatible, por excepción, con el de un cargo accidental. Más aún, si el segundo cargo no fuere accidental, y se ejerciere a título de suplente, su aceptación no implica la renuncia del primero, mientras en aquél no se produzca el reemplazo definitivo del principal” (SSC 1090/2000).

En conclusión, no procede la pérdida de investidura prevista en el artículo 191 de la Constitución, ni resulta aplicable el artículo 149 constitucional. En todo caso, si se estima que debe evaluarse una posible infracción de la prohibición o incompatibilidad del artículo 191, tendría que discutirse tal asunto en la plenaria de la Asamblea Nacional, dando a la interesada la oportunidad de ser oída y cumpliendo con las mayorías constitucionalmente exigidas. Bajo ningún concepto es competencia del Presidente o de la Directiva de la Asamblea Nacional negar a un Diputado su condición de tal, menos aún despojarlo de la misma.

Una vez más este tipo de decisiones contra los representantes democráticamente electos, demuestran la persecución política de que son víctima a diario quienes disienten del gobierno nacional.

Los preceptos que sustentan el sistema democrático han perdido vigencia, no existe la separación de poderes y La  desinstitucionalización del Estado venezolano se ha convertido en el espacio propicio para la legalización del totalitarismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s