Comunicado: Contracción de la economía y alta inflación aumentarán la pobreza en 2014

Mesa de la Unidad Democrática – Comisión Técnica de Economía

 

Las cifras de pobreza editadas por el Instituto Nacional de Estadísticas, correspondientes a 2013 reflejan un deterioro en las condiciones de vida de los venezolanos. De acuerdo con el método de la Línea de Pobreza, los hogares pobres se incrementaron significativamente al pasar de 21,2% en 2012 a 27,3% en 2013. Esto significa que 5.793.925 venezolanos se encuentran en situación de pobreza, lo que se tradujo en un incremento de 1.873.326 personas que en doce meses se transformaron en pobres. Ello sugiere que existe una cantidad apreciable de venezolanos cuyos ingresos no les alcanza para cubrir el costo de la canasta básica de bienes y servicios.

Pero tan grave como lo anterior es el aumento de la pobreza crítica. Según cifras del INE, en ese mismo lapso, entre 2012 y 2013, la cantidad de 856.887 venezolanos pasaron a la condición de pobreza crítica para totalizar 2.754.230 ciudadanos que no devengan ingresos para alimentarse adecuadamente. Esto es una tragedia para un país que ha recibido ingresos petroleros incuantificables.

Este saldo lamentable de la pobreza que hoy sufre Venezuela es el resultado de dos elementos. En primer lugar, la elevada inflación que registró la economía en 2013, la cual alcanzó a 56,0% en términos generales y 70,0% en el sector alimentos y en segundo lugar, debido al estancamiento de la economía, que impide la generación de empleos de calidad y por tanto de ingresos para quienes trabajan o buscan un puesto de trabajo.

Lo que más llama la atención es que el aumento de los niveles de pobreza ocurrió sin que los precios del petróleo hayan declinado. Es la primera vez en la historia de Venezuela desde que se mide el indicador de pobreza que se registra un ascenso del número de pobres en medio de altos precios del petróleo. Ello sugiere que lo que ha causado este serio problema de la pobreza es el desgaste de un modelo económico que tiene a la economía sumergida en el estancamiento y la alta inflación a lo que se añade la pérdida de efectividad de la política social del gobierno, basada en transferencias y subsidios generalizados actualmente insuficientes para compensar la elevación de los precios de los alimentos.

En 2014, con una contracción de la economía en el entorno del 3,0% y una inflación de 70,0% promedio y 85,0% en los bienes alimenticios, se anticipa que la situación de la pobreza se va a agravar. Ello en un contexto con alzas salariales significativamente por debajo de la inflación. Todo ello con altos precios del petróleo lo que refuerza la tesis de un modelo económico que ya no da para más.

Por tanto, se estima que los índices de pobreza se sitúen en un entorno de 33,0% para 2014, la cifra de pobreza más alta desde 2005. Con estos registros de pobreza Venezuela habrá retrocedido casi una década en la lucha contra este flagelo social.

La Mesa de la Unidad Democrática ha sido clara en plantear un nuevo modelo económico para Venezuela, basado en la conjunción del esfuerzo público y privado para aumentar la producción nacional, impulsar el crecimiento de la economía, bajar la inflación y recuperar el poder adquisitivo de los salarios. Sin estas condiciones, cualquier programa de lucha contra la pobreza está condenada al fracaso como lo demuestra el caso de Venezuela.

 

Caracas, 28 de mayo de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s