Comunicado MUD Mérida

La Mesa de la Unidad Democrática del Estado Mérida, en virtud de los acontecimientos suscitados tanto en la ciudad de Mérida como en el resto del estado y el subsiguiente llamado del gobierno para instalar las “conferencias de paz”, fija posición ante la opinión pública en los siguientes términos:

  1. Ratificamos nuestra disposición al diálogo para trabajar en la solución de los urgentes problemas que hoy sufre el estado y el país. Por eso mismo, consideramos que el diálogo debe conducir al encuentro de posiciones que articulen soluciones de fondo.
  2. No puede haber diálogo si no se sientan a la mesa los interlocutores legítimos que en verdad pueden contribuir a la solución de los problemas. Si se quiere un diálogo efectivo y productivo, el gobernador no debe seleccionar a dedo a sus interlocutores y, por tanto, debe reconocer a los genuinos representantes de los sectores que hoy tienen en sus manos la posibilidad de alcanzar soluciones efectivas para superar la crisis.
  3. El diálogo requiere el reconocimiento de la opinión del otro y se construye desde la diversidad, de la opinión distinta. Se trata de dialogar, no de aceptar la imposición de un monólogo.
  4. Para que el diálogo sea productivo, además, requiere de una agenda o plan de trabajo que permita iniciar el proceso de atención urgente de los graves problemas que enfrentamos los merideños.
  5. El diálogo exige condiciones propicias. No se puede invitar a un diálogo mientras se maltrata y agrede a los posibles interlocutores. ¿Cómo se pretende llamar a un diálogo en la mañana, cuando en la noche anterior se ataca la sede administrativa de la Alcaldía de la ciudad de Mérida y se genera violencia en distintas zonas residenciales, por parte de motorizados encapuchados y armados que disparan con absoluta impunidad?
  6. La Mesa de la Unidad del Estado Mérida exige un diálogo con “juego limpio”. Proponemos que se establezcan bases reales para el diálogo: una agenda precisa, metodología previamente convenida y la participación protagónica del movimiento estudiantil.
  7. Finalmente, exigimos que, como muestra de buena intención, el gobierno regional detenga la arremetida violenta y represiva contra el pueblo y contra los estudiantes que protestan pacíficamente; ordene la liberación inmediata de los estudiantes y demás manifestantes detenidos o retenidos injustamente por las autoridades regionales; impulse la realización de una investigación independiente y objetiva sobre los hechos violentos acontecidos en el estado Mérida y concrete el desarme de los “grupos parapoliciales” denominados “colectivos”, cuya posesión de armamento no se justifica. Pese a las múltiples evidencias de la acción criminal de estos antisociales, no se conoce ningún procedimiento policial o judicial encaminado a detenerlos, en cumplimiento exacto de la ley.

Por la Mesa de la Unidad Regional, en Mérida a los 06 días del mes de marzo de 2014,

 

Luis Montilla

Coordinador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s