Directorio del BCV debe renunciar en pleno

Venezuela es el único país de América Latina que no ha publicado su inflación.

El país continúa sin conocer los resultados de la inflación y de la escasez del pasado mes de noviembre.

Una resolución del Banco Central de Venezuela (BCV) establece que esta data debe darse a conocer los 10 primeros días de cada mes. Sin embargo, hasta la fecha se desconocen los motivos de este retraso.

Venezuela es el único país de América Latina que no ha informado sobre este indicador.

Ya se conocen los resultados para noviembre de : Argentina con 0,9% México con 0,93%, Panamá con 0,07% y Uruguay con 0,2%.

Cuestionada la credibilidad del BCV por financiar el gasto público a través de la entrega de recursos a empresas del Estado y a Pdvsa , así como por permitir la reforma de la Ley del BCV que dio paso al Fondo de Desarrollo Nacional ( Fonden ), que se alimenta de las reservas internacionales.

El Banco Central de Venezuela ha retrasado diecisiete días.

A principios de noviembre el Gobierno decidió controlar los precios y servicios de los bienes que se ofertan en el país, mediante operativos de confiscación y remate de mercancías a “precios justos”, un eufemismo empleado por el Ejecutivo para establecer márgenes máximos de ganancia en todo lo que se venda en el país. Maduro desea que esa medida se vea reflejada en el indicador, el cual alcanzó 54,3% entre octubre de 2012 y octubre pasado, la cifra más alta de América Latina.

La mayoría de los productos que inciden en el elevado índice son los de la cesta básica y ya están controlados desde hace varios años.

Una resolución publicada en Gaceta Oficial en abril de 2008 obliga al directorio del BCV a publicar el reporte con el índice nacional de precios al consumidor dentro de los diez primeros días de cada mes. La falta de explicaciones sobre los motivos del retraso ha dado lugar a toda clase de interpretaciones. Una de ellas sugiere que Maduro ha completado la faena de limitar la autonomía del BCV, una labor que inició Hugo Chávez en 2005.

No es la primera vez que ocurre esto en el año.

El BCV se suma así al Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) que manipulan y ocultan datos esenciales para evaluar el desempeño del Gobierno. El INE, por ejemplo, modificó la manera de calcular el empleo porque ahora incluye en su cómputo a los beneficiarios de las Misiones, los programas sociales creados con asesoría cubana, y a quienes están sub empleados. Eso explica el orgullo que exhibe el chavismo cuando habla de la drástica disminución del desempleo y se precia de cumplir con los Objetivos del Milenio.

El hecho que los datos de la inflación no se den a conocer oportunamente no hace que los precios dejen de aumentar.

Venezuela, que en octubre cerró con inflación de 54,3% anualizada, la mayor en América Latina, sigue sin conocer la inflación de noviembre.

Por tanto, el directorio del BCV debe renunciar por indigno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s