El órgano superior de la economía es la mejor demostración del fracaso socialista en la aplicación de la política económica para Venezuela

Carlos Ramos

 

Las medidas económicas y los controles solo han llevado a la corrupción y enriquecimiento del cogollo oficialista, mientras los pobres cada dia ven mermados sus ingresos, cada dia pueden comprar menos, cada dia los pobres son mas pobres.
La inflación carcome las posibilidades de alimentarse apropiadamente por parte de los venezolanos pobres, en estos momentos Venezuela compite con Siria que esta en guerra civil por la inflación mas alta del mundo.

 

A la fecha en Venezuela los Alimentos acumulan el mayor aumento de precios en 16 años

 

Las estadísticas del Banco Central desnuda que la población sufre el mayor incremento de precios en alimentos y bebidas no alcohólicas de los últimos 16 años, un desajuste que impacta con fuerza a las familias de menos recursos que destinan la mayor parte del ingreso a la alimentación.

Las familias sienten con mayor intensidad el incremento de los productos pesqueros que en lo que va de año acumulan un alza promedio de 65,4% en las principales ciudades del país, seguidos de los agroindustriales que aumentan 42,5% y los agrícolas 41,6%.  en los últimos doce meses el precio de los alimentos experimenta un salto gigante de 62,5% que absorbe una porción muy importante del salario.

En agosto la inflación registró un avance de 3% que si bien es la menor variación intermensual desde abril sigue mostrando que los precios continúan aumentando velozmente.

 

Junto a los alimentos la población sufre por el precio del transporte  33,4%.

 

El Gobierno ha generado los desajustes económicos que ahora pretende combatir con el rimbombante órgano superior de economía, órgano dependiente directamente de Maduro, lo cual persé garantiza su fracaso.
El régimen imprime  billetes sin respaldo productivo en el Banco Central para cubrir parte de sus gastos y más bolívares detrás de la misma cantidad de productos se traduce en alzas de precios.

En febrero el Gobierno devaluó el tipo de cambio oficial desde 4,30 bolívares por dólar hasta 6,30 a fin de obtener más bolívares por los petrodólares, algo que impulsó el precio de las importaciones que se realizan con las divisas que asigna Cadivi.

El otro ingrediente es que el dólar registra una escalada sin precedentes en el mercado paralelo y un sector de la economía lo utiliza como parámetro para calcular los costos de reposición.

Todo indica que la inflación aún no se ha mostrado por completo. El ajuste en los precios controlados no se ha realizado del todo y la escasez continúa en 20%.

Ante la sequía de divisas que sufre el sector privado para importar materias primas y elevar la producción, el Ministerio de Finanzas y el BCV contemplan abrir antes de que finalice el año un nuevo mercado cambiario que se traducirá en una devaluación respecto al tipo de cambio del Sicad.

Los regímenes socialistas todo lo controlan, pero no impulsan la producción. El órgano superior de la economía es parte de la política heterodoxa del gobierno que continua asfixiando al sector productivo, el OSE no es la solución por el contrario es un paso mas hacia el abismo económico venezolano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s