La Cultura Negra y Morena no fueron incluidas en la Nueva Ley Orgánica de Cultura, a pesar de que representan el 52 por ciento de la población total Venezolana

Por: Antonio José Guevara y Brunilde I. Palacios Rivas

Prensa alternativa y Comunitaria el Negrero de San Agustín del Sur

“…comienzan a descubrir que existe una música sincrética, mestiza, con ritmos, con tambores que representan al negro, y un instrumento llamado cuatro que representa el alma popular de una población no elitista, una población casi marginada cuya su única cultura es tocar algunas cosas de esas del vulgo popular llamadas gaitas, parrandas, valses, merengues y de vez en cuando una vaina que llaman joropo.”

                                                                                                                                                                                Raúl Landaeta

                                                                                                                                                                    A pesar que el Censo de Vivienda y Habita del 2.011 demostró que el pueblo venezolano se reconoció como moreno/morena, negro/negra y que cuyo resultados demostraron que es la población mayoritaria en Venezuela (con más del cincuenta dos (52) por ciento)[1], además que acabaron con la premisa de que este pueblo se reconocía como afro descendientes (Ver Censo de Habita y Vivienda realizado por el Instituto Nacional de Estadística INE, en el 2011, donde los resultados arrojaron que solamente el 0.7 de la población total venezolana se auto reconoció como afro descendientes[2]) los cuales son discriminados y vulnerado, al no ser reconocidos en las diferentes Leyes Orgánicas, Leyes Especiales y fundamentalmente en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), para darle cabida un término que los venezolano lo rechazaron, el cual se sigue imponiendo a través de los diferentes medios de comunicación y las instituciones publica, irrespetando el mandato del pueblo y poniendo en peligro, bienes de mucha relevancia (identidad, igualdad, sentido de pertinencia, cultura de la resistencia, principio de oportunidad, principio de respeto a la dignidad humana, etc.), en un momento que la nación venezolana está dando pasos muy importantes en su consolidación, a pesar de encontrarse tajante tal mandato dentro de nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), cuando sostiene:

Artículo 20. Toda persona tiene derecho al libre desenvolvimiento de su personalidad, sin más limitaciones que las que derivan del derecho de las demás y del orden público y social.

Esto representa que la Constitución debe ser considerada por todos los venezolanos,  como norma suprema de nuestro ordenamiento jurídico que tiene como “fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad; reconoce expresamente el principio de progresividad en la protección de tales derechos, conforme al cual el Estado garantizará a toda persona natural o jurídica, sin discriminación alguna, el respeto, el goce y el ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los mismos”.

                                                                                                                                (Óp. Cit. Preámbulo)

En el que se reconocen como fuentes en la protección de los derechos humanos, los tratados internacionales suscritos y ratificados por la República en esta materia, y a las leyes que los desarrollen. Al respecto, con el objeto de reforzar la protección de los referidos derechos se establece que los tratados, pactos y convenciones internacionales en esta materia, suscritos y ratificados por Venezuela, prevalecen en el orden interno en la medida en que contengan normas sobre el goce y ejercicio de los derechos humanos más favorables a las contenidas en la Constitución y en las leyes, siendo sus disposiciones de aplicación directa e inmediata por los tribunales de la República y demás órganos que ejercen el Poder Público. Por ello, en el caso de que un tratado internacional suscrito y ratificado por Venezuela reconozca y garantice un determinado derecho humano, en forma más amplia y favorable que la Constitución, prevalece en todo caso el instrumento internacional y debe ser aplicado en forma preferente, directa e inmediata por los tribunales y demás órganos del Estado[3]

Se reconocen los derechos al libre desenvolvimiento de la personalidad y a la igualdad (art. 20 Constitucional). En relación con éste último, se refuerza y amplía la protección constitucional al prohibir no sólo las discriminaciones fundadas en la raza, el sexo o la condición social, sino además, aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona (Art. 21 Constitucional. Lo anterior obedece a que en la práctica la dinámica social suele presentar situaciones de discriminación que deben su origen a razones distintas de la raza, el sexo o la condición social.

Por otra parte, la Constitución amplía conceptualmente la protección de los derechos humanos con una marcada influencia ius naturalista, al disponer que la enunciación de los derechos y garantías contenidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos no debe entenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona, no figuren expresamente en ellos. Por tal motivo se establece que la falta de ley reglamentaria de esos derechos no menoscaba el ejercicio de los mismos. Además, a fin de incluir dentro de tal protección a los derechos inherentes a las personas jurídicas, se elimina la distinción que hacía la Constitución de 1961 y que abarcaba únicamente a los derechos inherentes a la persona humana.

A pesar de toda esta conjeturas jurídicas que se encuentra en sus diferentes silogismos jurídicos, nos encontramos que  el país le dio un contundente rechazo al término Afro descendientes, logrando en el proceso que implico el procedimiento censal que aproximadamente duro tres meses, puesto que solamente se auto reconocieran el  0.7 por ciento (Es decir: 181.157 venezolanas y venezolanos) de la poblacional total venezolana, una cifra poca significativa que hay que tomarla en cuenta a la hora de evaluar nuestra realidad poblacional, y no entendemos como de manera solapada se está tratando de imponer en casi todas las Leyes Orgánicas, acompañado de agresiva política comunicacional que en vez de beneficiar, está perjudicando la credibilidad del estado venezolano en sus instituciones, cuando vemos con la actitud asumida por sus diferentes órganos, que se está irrespetando  el mandato expreso que produjo los resultados del Censo de Habita y Vivienda 2011 (el cual fue objetivo y transparente) y se está dejando a un lado las categorías que integraron la pregunta que tenían que ver con el auto reconocimiento dentro del instrumento censal[4] y que lograron tener un amplio apoyo por parte de la población venezolana.

Esto quiere decir  que  gracias a la implementación de las políticas públicas,  los estratos más vulnerados han mejorado, porque han podido elevar su poder adquisitivo y su nivel de conciencia a partir que el gobierno bolivariano viene implementando una serie de políticas sociales, las cuales han contribuido a disminuir su situación de indigencia y vulneración en la que se encontraban y en que el eran considerados estratos en situación crítica…, pero lo más delicado de la situación, es que no hemos vistos a determinados sectores (los afros notables) que hayan tenido una gestión proactiva, eficiente y trasparente que haga llegar ese reclamo convertido en hechos y no en proyectos que se pierden en la oratoria y que no pasan de las paredes del prestigioso HOTEL ALBA CARACAS y de las VALLAS VEPACOS que pegaron por todo el país, porque no hemos visto  que a ninguno de los acuerdos formulados haya tenido alguna inherencia en mejorar su calidad o elevar su nivel de oportunidad en un país que tiene como principio fundamental, el respeto a la dignidad humana, en función de dignificar aspectos que tengan que ver con elevar su calidad de vida de los pueblo que sufrieron el desarraigo africanos[5], los cuales fueron cazados, depositados y vendidos por los propios africanos a las galeras negreras europeas (Transportados de forma impía e inhumana, porque era considerados animales, piezas de ébano que venían a fortalecer la crisis del modo de producción feudal. Porque lo que no se dice, es que con aproximadamente ciento cuarenta millones[6] de negros, Europa pudo acumular capital y con ello lograron el tránsito hacia el Capitalismo Liberal e imponerse durante más de cuatrocientos años en el Cuerno de África y en el mundo)[7], a los cuales se le quito su identidad africana y se les impuso el apelativo de negro y negra y fueron lazados a un mundo desconocido, distinto al de ellos, donde perdieron su ancestralita, sin importarles a los reyezuelos africanos y menos a las poblaciones que se dedicaban a cazarlos para quedar bien con rey africano y de esta manera pagar su dote, porque éste, tenía el dominio muy parecido, como lo tenía la Iglesia Católica o los señores feudales, al cual se les brindaba las mejores mujeres y los mejores placeres, puesto que lo que hemos visto es que esos logros a que se hacen mención se han quedado en el papel y solamente han servido para beneficiar a sus acólitos en grandes cargos (porque no se puede negar los beneficios otorgados a esos estratos, por parte del gobierno bolivariano, en el que no se crítica que los tengan, sino la pasividad dichos gestores que  se han venido caracterizándose porque se han convertidos en uno asalariados más que se han olvidado de hacer transparente sus petitorios de inclusión), puesto que no han llegado a beneficiar a las poblaciones que se caracterizan por poseer una piel negras o morena, lo cual es público y notorio.

Por ello asumimos posición en contra de la Ley Orgánica Contra la Discriminación Racial (LOCDR), puesto que consideramos que se quedó muy corta (a pesar que les hicimos ciertas acotaciones, críticas y aportes, los cuales no fueron tomados en cuenta) que  a nuestro parecer, pareciera que con su promulgación se hizo un alto a la bandera, puesto que dicha ley, no se adapta al momento histórico que estamos viviendo y eso pasa, porque no se buscaron a las personas más idóneas, más adecuadas, y por otro lado, porque el ventajismo demostrado los arropó, no les dejó ver que era una Ley Orgánica para todos los venezolanos y no exclusivamente para un solo estrato social (Así paso con el Sub Comité de Estadísticas de Población afro descendientes del Instituto Nacional de Estadísticas -INE-,  los cuales se dieron a la tarea de conceptualizar al venezolano de piel negra dentro de la pregunta que tenía con ver con el reconocimiento,  como “…Toda persona de piel ´pigmentada, pelo rizado, nariz achatada y labios grueso. Puede tener prácticas culturales de origen africano, aun cuando no las identifique como tales “[8] , mientras al afro descendiente “es aquella persona que reconoce sus raíces africanas considerando su historia, generación, territorio, cultura y/o rasgos físicos”) y que hoy la discriminación y la xenofobia, no se da solamente por el color, sino por el irrespeto a no ser reconocido por sus formas originales o por no ser incluidos dentro de la Ley Orgánica de Cultura (como lo está haciendo La Comisión de Cultura de la asamblea Nacional, liderizada por la Dip. Gladys Requena. Quien desconoce totalmente las implicaciones que se dan entre la cultura, como sus procesos de creación e innovación y descubrimiento, porque ella es abogada, nunca ha sido es trabajador cultural), lo que demuestra que no se tuvo el asesoramiento adecuado, que fue impuesta y que se impuso el protagonismo no proactivo, puesto que su orientación debió estar impregnada por unos fundamentos que estuvieran relacionados por el proceso de desarraigo que los llevó a consolidar una nueva identidad, su inclusión en diferentes legislaciones que dieron origen a los nuevos estados nación y no por los contenidos jurídicos que se encuentran plasmado en el derecho positivo que le han servido a los países considerados potencias en el mundo, como base jurídica para justificar sus intervenciones en los países donde les quedan todavía intereses (Véase el caso de Mali, Iraq, Libia, Siria, Egipto y otros países de África y América, con las Malvinas, Haití,  donde inmediatamente que Argentina hizo su reclamo, rodearon la isla de su tecnología bélica) en tiempos en que se está hablando de pluralismo Jurídico, en el que tal apreciación que se utilizó para conceptualizar al negro dentro de la Ley Orgánica Contra la Discriminación Racial, es muy parecida a la que se encuentra en el documento Censal 2.011, y se asemeja a las apreciaciones que se utilizaron para quitarle su capacidad en el proceso que los conllevó a convertirlo en negros y negras, en el que nuestra conjeturas nos lleva a clasificar dicho proceso a partir de una serie de segmentos históricos, conformados por una ETAPA  DESARRAIGO, en donde se hace presente la pérdida de su capacidad como ser inteligente, se convierte en pieza de ébano u objeto para la venta, donde la característica más sobresaliente de ese segmento es que se le quita su nacionalidad y no se reconocen como africanos o africanas, sino como negros y negras, lo cual lleva implícito la perdida su identidad. Proceso que se caracteriza por la presencia imponente de las Culturas africanas, quienes son las que se dedican a cazarlos, depositarlos y venderlos a los barcos negreros, basado en un argumento religioso de las formas como se conceptualizaba el mundo y su contacto con lo desconocido. Una segunda que tiene que ver con la CONSOLIDACIÓN DE LA ETAPA DE ESCLAVITUD TOTAL, donde pierde totalmente su capacidad, principalmente todo lo que tiene que ver con la africanidad, sus idiomas, cultura, formas de vestir, bailar, etc., Este segmento se caracteriza por ser uno de los más impío y cruel que hay sufrido ser humano alguno, en el que los rasgos que los singularizaban, eran aquellos que tenían que ver con su inferioridad, incompetencias lingüística, social e intelectual que lo particularizaban y que lo presentaban como un ser más próximo al bruto que al humano que poseían una serie de cualidades y potencialidades que lo hacía diferente al europeo y al indígena fiero físicamente para el trabajo tosco y fuerte que necesitaba ser domesticado por una raza superior a la de él. Etapa que pudiéramos decir de reacomodo y que pudiera tener su origen ante de 1500, con la llegada de los primeros contingentes a las provincias consideradas como periferia de Europa o a los nuevos mundos considerados como colonias, factorías y colonias de los países potencia de la época (Considerada para Europa por diferentes investigadora tanto marxista como no marxistas, como Modo de Producción Feudal en tránsito hacia el Capitalismo Liberal). Etapa de madurez y de consolidación del proceso de colonización de la memoria, pero que también utilizaron los desarraigados para convertirse en Sujetos Creadores de Cultura, lo cual supieron aprovechar y negociar en función de su libertad y de su reconocimiento como ciudadanos con los mismos derechos y deberes que tenían los otros estratos sociales. Este segmento de tiempo se caracteriza porque supieron darle valores diferentes a sus potencialidades y capacidades que los llevó a capacitarse, manejar las grandes ideas y asumir una posición diferente que los transformó de actores pasivos en actores activo o en gestores de su propia historia. Y un último segmento que la Hemos considerado como de DESPLIEGUE DE SUS PODERES CREADORES QUE LOS CONVIRTIÓ EN SUJETOS CREADORES DE CULTURA, que comienza con la influencia que tuvo la Revolución haitiana (1791–1804), la cual fue la primera revolución de América Latina, que culminó con la abolición de la esclavitud en la colonia francesa de Saint-Domingue, y la proclamación de la República de Haití. Aunque ocurrieron cientos de revueltas de esclavos en el Nuevo Mundo, la revuelta de esclavos de Santo Domingo iniciada en 1791, fue la única en conseguir una independencia duradera bajo un estado libre que le da al negro un estatus diferente y lo convierte en sujeto creador de cultura. A partir de este momento se consolida en los estados nación que se encontraba dominados por los imperios la abolición de la esclavitud- Haití, puesto que se proclamó su independencia, el 01 de enero de 1804, convirtiéndose en el segundo país del continente americano, en acceder a ella tras un singular proceso revolucionario de carácter abolicionista iniciado en 1791 que desembocó en una prolongada lucha armada contra Francia, la potencia colonizadora desde finales del siglo XVII y es por ello que La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2004 como el Año Internacional de conmemoración de la lucha contra la esclavitud y de su abolición y se celebra a la vez el bicentenario de la proclamación del primer Estado Negro que le dio tal estatus, convirtiéndose Haití en un símbolo del combate y  resistencia de los esclavos negros y negras.

En el caso venezolano pudiéramos sostener que dicho segmento de tiempo se origina a partir de 1811 y se consolida en 1854, con el gobierno de José Gregorio Monagas, el cual mediante una transacción económica favorable para los blancos criollos y mantuanos el 24 de marzo acepta la aplicación de la ley que derogaba la sumisión en el país. A partir de ese momento, en esta fecha, se conmemora la abolición de la esclavitud en Venezuela. Muchos años tuvieron que esperar los venezolanos y venezolanas de piel negra para que se decretara la libertad, una libertad que para ese entonces era casi inexistente. Sin embargo esta decisión trajo como consecuencia que en un primer momento quedaran sin tierras, ni posibilidades de educación o alimentación, lo cual los convirtió en sub arrendatarios que debían entregar gran parte de lo cosechados a los dueños de las tierras arrendadas, porque no puede sostener en ningún segmento de nuestra historia  José Gregorio Monagas estaba de acuerdo con la abolición de la esclavitud, el cual siempre consideró que se iba en contra del concepto de propiedad y por ende n contra de sus propietarios y por ello pidió que se remunera a sus dueños, trayéndole una grano perdida a la República de Venezuela y dejando en el abandono a los Venezolanos de Piel Negra.

A pesar de haber vivido todo este proceso histórico, podemos sostener sin temor a equivocarnos que nos siguen equiparando, como nos equipararon los europeos (nótese “…Toda persona de piel pigmentada, pelo rizado, nariz achatada y labios grueso”, mientras que al afro descendiente “…es aquella persona que reconoce sus raíces africanas y/o rasgos físicos. Concepto que utilizó el Subcomité de Estadística de Poblaciones Afro descendientes que pertenece al Instituto Nacional de Estadística de Venezuela y que se utilizó para estereotipar al Negra y Negra y se utilizó en el momento de hacer la Pregunta que tiene que ver con el reconocimiento a la familia venezolana por el empadronador. Es decir la pregunta ya venía viciada para que los venezolanos y venezolanas de piel negra no se reconocieran por su fenotipo negro, la cual poseían una alta carga de discriminación y xenofobia por parte de los afros en contra de estos estratos) para legitimar el proceso de desarraigo y el segmento de esclavitud total, en una sociedad que consideraba su piel parecida al del animal, el cual urgía ser domesticado y para ello, era necesario convertirlo en una  propiedad que debía ayudar a satisfacer las necesidades de su amo europeo, donde su animalización era avalada jurídicamente, socialmente, culturalmente y religiosamente, en el que tuvo que soportar que sus mujeres fueran concubinas de sus amos y que sus hijos fueran vendidos al mejor postor en beneficios de sus dueños, sin importar que eran seres humanos demasiados inteligentes que tuvieron la capacidad de soportal tal trato deshumanizado e impío y comprender que era importante mantener la vida para futuras generaciones, donde tenemos que reivindicar que sus hijos se convirtiera en una propiedad que eran negociados a su antojo por el señor feudal  (lo cual no tiene parragón alguno en la historia de la humanidad) y después por los blancos criollos, mantuanos y pardos, los cuales mantuvieron tal situación, aproximadamente por más de cincuenta años después que Miranda y Bolívar firmaran el acta contra la eliminación de la esclavitud, puesto que no estaban dispuesto a perder su derecho a usufructuar su propiedad sobre los negros, negras e hijos. Nos preguntamos, ¿Por qué los que se auto reconocen como afros en Venezuela no hablan de esa realidad Histórica?, donde la mujer fue la más sacrificada, más sufrida, fue la que dio el todo por el rodo, por nuestra liberación, eliminación de la esclavitud, por el derecho de igualdad de clases, a ser tratada como Dama, con el mismo respeto de las mantuanas de las pardas, de las criollas, ¿Cómo nos podemos olvidar de ello?,  y lanzar esta historia a un lado, para venir con una serie de supuestos que viola nuestra constitucionalidad, a imponer un término que no cuaja en la realidad venezolana, en el que se está tratando de utilizar todos los medios para que este se instaure en el inconsciente de la gente, en el que se quiere utilizar los mismos mecanismos que viene utilizando la oposición venezolana para imponerlo por encima de todo, o es que no se comprender que el pueblo venezolano se politizó, que va ser imposible que lo engañen[9], puesto que es el pueblo que se identifica con el patrimonio que nos dejó Hugo Rafael Chávez fría. O es que no importa  lo que sufrió la mujer negra venezolana (No africana, porque aquí nunca estuvo su presencia y por ello, construyeron una toponimia distinta, que los reconoce como cultura negra) quien sufrió como nadie, quien nunca se lamentó, puesto que siempre supo comprender su papel y no es justo que el gobierno bolivariano ( En el cual creemos y hemos dado todo por su consolidación, en vez de abrí un serio debate, los cobija para imponer tal termino que es rechazado por la población venezolana en su totalidad), venga ahora a tratar de imponernos un término que no nos corresponde, que no nos libera, que no nos identifica como iconos de libertad, como venezolanos, como un pueblo de libertadores, como hijos de Bolívar, sino que nos pone al lado de la sumisión, de la entrega a los poderes imperiales, en el que no se quiere reconocer que nos quita ese valor de haber consolidado una cultura distinta a la africana y que nos ha convertido en un icono referencial para otras naciones del mundo (Véase el cao de Iraq, Libia, algunos países africanos, países donde sus propias aristocracias han perdido la vergüenza, puesto que han dejado que el Cuerno de África y el Medio Oriente sea entregado a la Unión europea y a Los Norte americanos), porque no queremos jugar, el papel que está jugando en este momento la Unión Africana y la Liga Árabe y menos identificarnos con ellos, en el que no les importa que se bombardeen caseríos, escuelas, hospitales, auto mercados, ciudades,  niños, niñas, adolescentes, familias completas, a su propia gente, porque ello asumen su papel endoculturista y consideran que la cultura del colonialista es mejor que la de ellos, etc., es decir lo poco que le dejando a esto continente, después que sufrieron su desarraigo donde se le impuso el término de negro y negra a seres inteligentes para diferenciarlos de los africano y europeos; a los cuales les impusieron en la época contemporánea la post esclavitud, en la propia África (De Europeos hacia africanos), bajo el supuesto religiosos que sostenía que los negros vinieron al mundo para servirle a los blancos.

¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando que los afros notables venezolanos[10] no sigan humillando, imponiendo un término que nos acerca más a ser una propiedad de los señores feudales que a ser hijos de un pueblo libertario como lo es Venezuela? O es que no ha bastado los cuatrocientos años de historia, donde se impuso la esclavitud, la sumisión y el coloniaje). O es que tenemos que seguir soportando que no se revindique el papel jugado por el Negro José Palacios (por nombrar uno), que no se le visibilice para no ser reivindicado porque sigue existiendo en Venezuela el mismo odio de clase y los mantuanos siguen actuando desde la Asamblea Nacional con casi las mismas posturas o es que hay que ser tonto para no darse cuenta, conociendo su trayectoria, que no era fácil que cualquiera estuviera al lado de Bolívar por la inteligencia que representaba este genio, puesto que consideramos que el Negro José Palacios tenía la misma inteligencia que tenía Bolívar y que hoy en la actuación de Venezuela o en cualquier fecha epónima, se celebre solamente la historia de los mantuanos, pardos y blancos criollos y no la de los originarios o la de los negros, o es que se quiere  seguir con la mentira de que el cinco (05) de abril de 1811[11], solamente sobresalió  la actuación de estos estrato sociales y los otros (los originarios, los negros, negras, morenos, zambos y bachacos), no tuvieron ninguna o porque no se reconoce que España dejaba de ser el origen de la civilización y no fue la única que se convirtió en la responsable única de nuestra ignorancia, atraso y miserias (donde dejamos la actuación de los blancos criollos, mantuanos y pardos), cuando cada vez que tomamos un texto nos damos cuenta que fueron contantes las insurrecciones de los negros, morenos y bachacos , a partir de la que llevó a cabo el 10 de mayo de 1795, el zambo José Leonardo Chirino, conjuntamente con el negro José Caridad González[12], un negro congolés muy informado de las ideas de la Revolución francesa y que a partir de esta fecha, Venezuela se convirtió en espacio para la lucha de clase, la cual fue contacte hasta 1854, lo cual llevo a muchos historiadores, a sostener que Venezuela estuvo a punto de convertirse en la segunda patria negra del Mundo [13], puestos que los negros y negras, sabían lo que está pasando alrededor de sus predio y fundamentalmente en sus adyacencias, lo cual los motivó a buscar inspiración en las insurrecciones que tenían lugar en Santo Domingo y también en la Revolución francesa, lo cual produjo que el movimiento liderizados por los negros, negras, bachacos, bachacas, zambos, zambas, morenos y morenas se propagara y provocara una seria alteración del orden colonial en Venezuela.

Por ellos nos preguntamos ¿Cuáles son esos logros?, si más bien estamos viendo que tal término (Afro descendiente), funciona como un comodín que pretende sustituir otras etiquetas que no logran devolver la dignidad a estos estratos sociales venezolanos que fueron Identificados como negra o negro, o es que no hemos olvidado que África no se ha podido librar del flagelo y lastre de haber cazado, depositado y vendido a su propia gente a los barcos negreros europeos y que esta realidad tiene más de trecientos años, que los llevó a ser considerados por los europeos como inhumanos, a los cuales no les importaba la vida de sus propios congéneres[14], a quienes vendían por nada, puesto que era un oficio generalizado que conllevó a deshumanizar a seres inteligentes solamente porque poseían un color diferentes que por la fuerza vino a fortalecer su genoma y por ello fueron llevados a Europa y  a sus colonias, puesto que al ponerse en contacto con África, se ponían en peligro de morir por cualquiera contaminación ambiental o por la picada de cualquier insecto, porque los europeos, no estar adaptado a ese ambiente complejo y lleno de múltiples incógnitas y en el que no se podían darse el lujo de perder el recurso humano que formaban parte de sus expediciones, puesto que se ponía en duda y eopeligro, sus aspiraciones y para ello utilizaron la estrategia de mezclase con las culturas africanas, aprehender sus diferentes idiomas, costumbres, lo cual conllevó acentuar su colonización a través de las formas elementales de la vida religiosa que hacían parte de las distintas culturas africanas para imponer su poder; es por ello que desde hace mucho tiempo,  hemos estado invitando a que enarbolemos y fortalezcamos la unidad como una postura que tiene su fundamento en el reconocimiento de su proceso vivido y en el proceso que los convirtió en sujetos creadores de cultura, en el que no podemos seguir reproduciendo los mismo patrones que conllevaron a la colonización de la memoria y donde la controversia que tienen que ver con el color, se ha convertido en una maraña, para esconder  que los africanos no tuvieron ninguna inherencia contra su propia gente, ni ninguna implicación o participación, en el cual los llevó a convertirlos en piezas de ébanos, en el que queda demostrado que nunca les importó la vida de los seres que estuvieron bajo su dominio, puesto que no es posible que ellos mismos contribuyeron a que se consolidara tal delito, el cual debe ser reprochado por todas las culturas del mundo[15].

Pero por otro lado, se debe enarbolar el papel jugado por el sujeto creador de cultura y ello es muy importante para el desarrollo de la humanidad, ya que estos desarraigados fueron capaces no solamente de echar a un lado sus culturas originarias, sino que además fueron tan inteligentes que crearon unas diferentes a la africana, a las europeas e indígenas, pero además se caracteriza por ser única, donde podemos conseguir sus rasgos, en el que no se pueden desprender de ellas, porque dejan  de ser cultura negra (véase el caso del  Bautista, donde el rasgo más sobresaliente, es el europeo, en el que tal manifestación es parte de la identidad venezolana que nos identifica como venezolanos. Nos preguntamos ¿Por qué no se puso a una deidad africana? Y ¿Porque sus diferentes ritos no están encubiertos de solemnidades y ritos africanos?, los cuales e debieron de mantener durante mucho tiempo, porque antropológicamente y sociológicamente la cultura original no se pierde).

En este sentido, se hace necesario reconocer que los negros o negras, se convirtieron en  sujetos creadores de cultura, el cual debe ser atemperado a los condiciones actuales de nuestro contexto, ya que no es fácil olvidar tales hechos y menos encubrirlo con termino que no se adapta a tal realidad, en el que no se quiere reconocer que tal actitud llevó a seres humanos a ser transformado en piezas de ébanos para fortalecer el Modo de Producción Feudal en tránsito hacia el Capitalismo Liberal, en el que se sigue alimentando los efectos tardíos del colonialismo que demuestran que esa actitud pasiva no es intrínseca en los estratos negros venezolanos, sino que fue impuesta bajo un proceso de colonización de la memoria, donde se le hizo creer que eran inferiores a los blancos europeos, lo cual no permitió que recrearan su cultura original y se les impuso la lengua de la nación civilizadora, es decir  la cultura del esclavizador, impuesta a través de la fuerza y del discurso ideológico en el que no solamente participaron los europeos solamente, sino también los blancos criollos, mantuanos y pardos, en el que los europeos, se mostraron como La Civilización del Mundo a ser copiada que debían internalizar y aprender como el modelo cultural a seguir, erigiéndose como el modelo que sirvió para dictamina que es el otro (el diferente), que por no tener su mismo modo de vida era definido como bárbaro, que como pueblo europeo era el estereotipo para lograr la civilización y por otro lado, porque la naturaleza práctica y social del lenguaje en medio de las relaciones de dominación y de poder que se tejió en el colonialismo, trajo como consecuencia que su internalización la conllevó a convertirse en un mecanismo que hizo eficaz la misión civilizadora, ya que a través de su incorporación, los colonizados interiorizan sus valores culturales y por consiguiente su modo de vida, que en el caso de los desarraigados negros y negras,  terminó sumiéndolos en un afán por salir de su negrura, es decir dejar de ser bárbaro, salvaje y ser aceptado por y como blanco, ya que fueron considerados como no africanos por los mismos africanos y hoy sentimos que todo este proceso de enmascaramiento a través de la incorporación del lenguaje, lo que busca es negar  nuestra  herencia histórica y no reconocer que esos desarraigados se convirtieron en sujetos creadores de cultura para asumir a través del lenguaje, el peso de una cultura africana que no sentimos y que creemos que queda al descubierto como mecanismo eficaz para imponer la dominación y para la reproducción de una visión del otro y de sí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s