Carlos Ramos: Nicolás y Calzadilla son los responsables de la integridad personal de huelguistas en la ULA

Carlos Ramos dijo que ha sostenido conversaciones con el sector universitario, y expresaron que “no descansarán en su lucha por conseguir sus reivindicaciones. El Gobierno se burla de las federaciones al modificar una convención que tenía el respaldo de todos los gremios desmontando los beneficios justos a los que aspiran”.

 

Como un “acto inhumano” calificó Carlos Ramos, diputado de la Asamblea Nacional, los hechos vandálicos que vienen emprendiendo  grupos violentos en contra de académicos y alumnos que llevan más de 30 días en huelga de hambre en el Rectorado de la Universidad de Los Andes (ULA). “Esos sujetos no tienen idea de la crisis universitaria que se vive tanto en la ciudad de Mérida como en el país”.

“Estos muchachos y los profesores exigen sus reivindicaciones. La mayoría de estos jóvenes son de escasos recursos económicos y el monto de sus becas son una falta de respeto, no les alcanza para pagar sus residencias, comprar libros para su preparación académica,  guías, proyectos que deben mostrar y así cumplir con los requerimientos de sus asignaturas, alimentarse cuando el comedor no funciona, son muchas necesidades, y el gobierno permanece impávido ante tal situación. Me pregunto, ¿Que pretende el Gobierno? ¿Acabar con las aspiraciones de nuestros estudiantes de alcanzar un título universitario que va a beneficiarlos no solo a ellos, sino al país?”, condenó Ramos.

“Aunado a esta situación”, continuó explicando, “están los proyectos de investigación que una universidad no puede detener porque eso limita el crecimiento de la ciudad y a la larga, del país; el material para la preparación de estudiantes y académicos; comedores que brinden mejor alimentación a nuestros muchachos; servicios de salud que cumpla con las exigencias de la comunidad universitaria; transporte; y muchos servicios básicos que animarían a todos los universitarios  a seguir trabajando”.

Ramos calificó de patética la respuesta del Gobierno Nacional ante lo que cree, es la solución a la problemática “que va más allá del paupérrimo salario de un profesor universitario”. Responsabilizó a Nicolás Maduro y al Ministro de Educación Superior, Pedro Calzadilla, de lo que ocurra a estudiantes y profesores que se mantienen en huelga de hambre en la Universidad de los Andes y en todas las universidades venezolanas; “pues su integridad personal quedará en la conciencia de las autoridades Nacionales que piensan que la lucha es de un grupo. Las acciones que llevan a cabo profesores, estudiantes y trabajadores de la ULA es por la defensa de la autonomía universitaria, presupuesto justo”,  y otras peticiones que Maduro no ha querido atender.

Ramos indicó que ulandinos no descansarán en su lucha por conseguir reivindicaciones justas
Ramos indicó que ulandinos no descansarán en su lucha por conseguir reivindicaciones justas

Por otro lado, el parlamentario sentenció que las Normas de Homologación no están vigentes, pues, según comunicado enviado recientemente por la Asociación Venezolana de Rectores (AVERU) al Ministro de Educación Universitaria; el ente encargado de asegurar el cumplimiento de la ley es el Consejo Nacional de Universidades (CNU) y los Consejos Universitarios  de cada institución de Educación Superior, cumpliendo las reglas del CNU; “ellos son los facultados” para direccionar la comunidad universitaria.

Continuó exponiendo, que el “artículo 109 reza, en una de sus partes, que “ el estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a los profesores, profesoras, estudiantes, estudiantas, egresados y egresadas de la comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio espiritual y material de la nación…”.  El diputado neotempista reflexionó diciendo, “entonces, las negociaciones de las supuestas federaciones  a espaldas de los verdaderos universitarios, van en contra de la contratación colectiva del sector universitario.  El pírrico aumento de salario a los profesores y peor, aún, el exiguo aumento a las becas de los estudiantes, es una falta de respeto a quienes forman jóvenes que luchan por una universidad justa, democrática, autentica”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s