La prenda que distingue a las élites

Enrique Pérez Quintana

 

Las guayaberas son prendas de vestir preferentemente masculinas que cubren la parte superior del cuerpo, ya sea con mangas cortas o largas, adornadas con alforzas verticales, o con bordados, llevan bolsillos en la pechera y en los faldones. Se fabrican en telas de algodón, lino, seda o en telas sintéticas.

Sus raíces están en Cuba y en el siglo XIX, evolucionó de ser una prenda popular hasta convertirse en una prenda de uso formal, es utilizada por guajiros, abuelos, políticos y celebridades en Cuba, República Dominicana, Perú, Puerto Rico, México, Panamá, Ecuador, Venezuela, en el Caribe Colombiano, Centroamérica, Canarias y las Filipinas, entre otros.

En Cuba su uso pasó cuando llegó al poder Fidel Castro, fue denigrada por considerarla una prenda burguesa. Posteriormente se posicionó, a partir de los años setenta, abaratada al ser hecha de poliéster. El líder cubano ya la había llevado en sus tiempos de estudiante. La usaría de nuevo en la Cumbre de Cartagena de Indias, en 1994, para ello desechó su uniforme verde olivo.

Hoy los jóvenes cubanos tienden a rechazarla, porque la ven como el uniforme de los burócratas del partido comunista. No obstante, recientemente se estableció a la guayabera, masculina o femenina, como prenda oficial para ceremonias diplomáticas o de Estado. La decisión se tomó por constituir “una de las más auténticas y legítimas expresiones de cubanía” y por “combinar elegancia y comodidad para un clima tropical como el nuestro”.

A finales de siglo XIX, los yucatecos de clase acomodada que viajaban a Cuba compraban guayaberas en la tienda El Encanto. Se reconoce como introductor de la guayabera de Cuba a Mérida a don Pedro Mercader Gausch, quien la fabricó con diseños alforzados, le agregó dos bolsas delanteras superiores con tapas y botones, hizo anchas las bolsas inferiores y decidió fuera en color blanco, observando el vestuario típico de Mérida.

Con la subida de Fidel Castro al poder en 1959 los hacendados dejaron de ir a la isla y sastres de Mérida empezaron a producir las guayaberas. Surgieron otros modelos con algunas variantes y confección. Fue creado el eslogan: «Yucatán es la puerta al mundo Maya y Mérida es la capital mundial de la guayabera».
Fue en los años setenta, bajo la presidencia de Luis Echeverría que solía lucir su guayabera yucateca, y por imitación se puso de moda en el medio político, cuando se incrementó en México la producción y la popularidad de estas prendas. La calidad y la destreza de los artesanos yucatecos se hicieron tan famosas que pudieron salir al mercado internacional.

Pero los sastres de Yucatán tuvieron que enfrentar un desafío enorme en la década 1985 a 1995. Productores de Taiwán se apoderaron del diseño, abarataron el producto e invadieron el mercado internacional con guayaberas de baja calidad. Aunque la producción bajó hasta un 80 por ciento, los mexicanos supieron reaccionar.

Primero se enfocaron en la guayabera de alta calidad, que demanda mano de obra calificada y por lo mismo Taiwán no la puede producir, ya que lo que busca es volumen a bajos costos. En ese momento los productores yucatecos se diversificaron introduciendo productos más atractivos al mercado: se diseñaron por primera vez guayaberas para mujer, se utilizaron telas de color en vez del blanco tradicional e innovaron con diseños actuales. Las estrategias impulsaron a la guayabera yucateca, que ha vuelto a imponerse tanto en el mercado nacional como en el internacional.

La moda, e incluso el protocolo, llevan a políticos de todas las gamas ideológicas a optar por la frescura y elegancia de la guayabera para ciertas actividades de sus cargos. Las han usado siendo Presidentes de México Luis Echeverría Álvarez, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Intelectuales y figuras del entretenimiento también la usan con gran frecuencia. Gabriel García Márquez llevaba una guayabera el día en que recibió el Premio Nobel, actualmente la usa Raúl Castro y el propio Fidel Castro, la usó el fallecido presidente Hugo Chávez y el expresidente brasileño Luis Inácio Lula Da Silva.

Famosos del medio artístico como Ricky Martin ha llegado a usarlas en sus conciertos. Actores norteamericanos como Robert Duval, Robert de Niro o Sylvester Stallone aparecieron en algunas de sus películas con guayaberas.

La guayabera se utiliza con frecuencia creciente en las bodas en la playa, por su tela de lino y color que da frescura a quien la usa. Las invitaciones a fiestas y bodas en Yucatán suelen incluir la leyenda “indispensable guayabera o traje”, ya que ambas prendas se consideran igual de elegantes.

Aunque suele ser considerada un atuendo tropical, con connotaciones caribeñas, la guayabera yucateca está en riesgo de perderse en el mercado internacional por no tener un certificado de origen. El empresario Jesús Orlando Peraza Rosas considera necesario tramitar el certificado para “tener a la guayabera como marca protegida y cuyo diseño sea único y exclusivo de Yucatán, la puerta del Mundo Maya” y así contar con un “producto único en el mundo, tal como hoy ocurre con el tequila y con el chile habanero, que son exclusivamente mexicanos”. Y con la llegada de la primavera, ¿usted ya tiene su guayabera?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s