Gobernar con la mentira

Omar Barboza Gutiérrez

 

Por razones de principios hemos sido respetuosos con el Presidente Chávez y su familia que están pasando una difícil situación como seres humanos. Sin embargo, es un derecho del pueblo venezolano el de conocer la verdadera  situación de salud del Presidente electo de la República, y no ha sido posible un parte de médicos calificados sobre esa materia tan importante, y lo que ha habido son confusas explicaciones políticas y administrativas por parte del Vicepresidente y del Ministro de Información, que en vez de aclarar lo que hacen es crear mayor incertidumbre, y propician rumores de todo tipo por el secretismo y la falta de transparencia, lo cual incrementa las sospechas de que las cosas no son como dice el gobierno. A falta de opiniones médicas con credibilidad, observamos hechos que nos hacen llegar a nuestras propias conclusiones, el Presidente Evo Morales de Bolivia vino al país con el propósito exclusivo de visitar a su amigo el Presidente Chávez a quien no pudo ver en Cuba cuando viajó con esa intención, y resulta que en Venezuela tampoco le permitieron verlo, mientras que el Vicepresidente Maduro dijo que tuvo una reunión de trabajo de 5 horas con Chávez. Por todo lo cual llegamos a la convicción de que el Vicepresidente Maduro le está mintiendo incluso a los seguidores de Chávez sobre la verdadera situación de su salud.

En materia de la inseguridad personal en vez de reconocer que han fracasado después de 20 planes de seguridad, nos han querido convencer de que la inseguridad es un asunto de percepción de la población, cuando solamente el año pasado se produjeron más de 20.000 homicidios en el país. Las investigaciones solo las hacen con diligencia cuando les interesa políticamente, por eso el pasado 27 de febrero anunciaron  la Comisión de la Justicia y la Verdad para determinar las responsabilidades sobre “el caracazo”, comisión integrada por chavistas, otro engaño, otra mentira, si les interesara de verdad establecer las responsabilidades en relación a esos hechos ocurridos hace 24 años, ¿Por qué esperan que pasen sus 14 años en el gobierno para designar esa Comisión? Siguen los apagones y ya no pueden decir que es el fenómeno del niño.

Otra mentira acompañada de cinismo es la lucha que ellos dicen realizar contra la corrupción, y durante este gobierno transitorio han inventado una serie de nuevas acusaciones en contra de dirigentes de oposición, que son una máscara que ponen en práctica utilizando a la Fiscalía y al Poder Judicial como instrumentos de persecución política, mientras que este gobierno es cómplice por acción y por omisión de gravísimos y evidentes casos de corrupción que no investigan, como no investigaron quiénes fueron los autores intelectuales del asesinato del Fiscal Anderson para proteger a los funcionarios y banqueros incursos en casos de corrupción. No hubo manera de que investigaran la complicidad de la alta gerencia de PDVSA en el caso de Antonini Wilson que fue sorprendido con casi un millón de dólares en efectivo sacado de la petrolera para hacer política en Argentina. Ni tampoco los 400 millones de dólares con los que estafaron a la Caja de Ahorros de PDVSA con autorización de directivos de esa empresa del Estado. Tampoco ha sido posible que investiguen y castiguen a los responsables del caso de PDVAL donde dejaron perder podridos a miles de kilos de alimentos traídos con dólares preferenciales, se escribirán tomos sobre todos los casos de corrupción de este gobierno que incluye la relación de altos funcionarios con el tráfico y distribución de la droga que viene de Colombia, y sin embargo inventan, forjan expedientes para señalar de corruptos a líderes de la oposición.

El último aspecto que voy a mencionar es el referente a la reciente devaluación de la moneda que están presentando en campaña de medios del Estado como una medida positiva para recuperar la economía, cuando la verdad es que se trata de una medida terrible en contra del pueblo venezolano que ya está empezando a sentir sus efectos   y que se agravará con el tiempo, destruyendo la capacidad de compra de quienes viven de un salario u otro tipo de remuneración, que sufrirán los resultados de una devaluación de un 46% y de la especulación con los precios de los bienes regulados y otros que desaparecen de los anaqueles. Es decir, hoy hay muchos más pobres de los que habían antes de la devaluación.

La verdad que no dicen es que esa devaluación se produce después de la más extensa bonanza petrolera con el barril de petróleo en los 100 dólares, y que esa bonanza ha sido despilfarrada en falta de gerencia, corrupción, regalos a otros países y compra de votos en las campañas electorales, lo que no sabía el pueblo es que el costo, la factura de esa pésima administración, la estamos pagando todos los venezolanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s