La educación en el programa del candidato oficialista

Lo más peligroso del plan de gobierno de Chávez es la referencia permanente a la transición al socialismo. Como se sabe, esa transición fue todo el período que duró la URSS y el resto de los países de Europa del Este, Cuba y otros del sudeste asiático. La transición es un  período en el que los gobernantes ejercen el poder de por vida y sólo son sustituidos por el partido en pocos casos y por la muerte en la mayoría.  Además son períodos de destrucción social. Se destruyen instituciones, la economía, el estado de derecho y son abolidas las libertades individuales.

En el Programa de Gobierno del candidato oficialista se enuncia en torno a la educación “Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política.” Y más adelante se reitera en el texto: (.) “Este es un programa que busca traspasar “la barrera del no retorno”. Para explicarlo con Antonio Gramsci, lo viejo debe termina de morir definitivamente, para que el nacimiento de lo nuevo se manifieste en toda su plenitud. La coherencia de este Programa de Gobierno responde a una línea de fuerza del todo decisiva. Nosotros estamos obligados a traspasar la barrera del no retorno, a hacer irreversible el tránsito hacia el socialismo. Ciertamente es difícil precisar cuándo despuntará tan grandioso horizonte, pero debemos desplegar esfuerzos sensibles y bien dirigidos, para decirlo con Bolívar, en función de su advenimiento.”

De modo que el plan de Chávez anuncia una fase donde continuará el atropello a los que no comulgan con el partido de gobierno de destrucción de la economía productiva y del Estado de Derecho.  No se trata de un cambio de gobierno sino de una ruptura violenta y radical que terminará de eliminar el pluralismo político y la diversidad cultural e individual.
En lo que tiene que ver específicamente con lo educativo, el documento solo dedica una página y 397 palabras a su propuesta educativa. En ella se refiere exclusivamente a aspectos cuantitativos de ampliación de la cobertura, sin mencionar lapsos ni responsabilidades. Sólo metas en el aire. Y lo más grave, no le dedica ni una línea ni una palabra a asuntos centrales como la calidad de la educación, la formación y selección de los docentes, la evaluación de los resultados, el rol de los sindicatos, la selección y formación de los directores y la gestión escolar, ni ningún otro aspecto relacionado con los inmensos problemas que aquejan el sistema educativo en nuestros días. Todo lo educativo está ubicado en un rango de cuarta categoría en la jerarquía de los sub-títulos de documento, empezando en el 2.2.2.5. Es una clara señal de la escasa importancia acordada a este tema.

La educación es víctima de la obsesión por mantener el poder y de la imposición de criterios político-clientelares que se expresan en una retórica de objetivos supuestamente trascendentes pero que esconden el gran vacío de contenidos que efectivamente existe. Los aspectos de posicionamiento político del gobierno con un súper-poder hacia adentro y con una ilusa divagación acerca de Venezuela como potencia mundial y defensora del medio ambiente y del la tierra en el universo, pierden todo valor con un enfoque en el que la educación juega un papel insignificante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s