Mensaje de Henrique Capriles Radonski a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana

El comandante en jefe de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tiene una responsabilidad principal: Garantizar el cumplimiento de la misión y el bienestar del personal militar. Ese será mi principal compromiso como próximo presidente de todos los venezolanos.

 

Tengo claro que nuestra tropa, nuestros oficiales y su familia, sufren los mismos problemas que tienen que enfrentar los venezolanos cada día y tienen el mismo deseo de tener un futuro mejor. Detrás de cada uno de nuestros militares, hay una familia que tiene mucho tiempo esperando que su vida mejore. Cuando el actual presidente fue electo hace casi 14 años, se despertó una esperanza dentro de nuestra Fuerza Armada. Nos ha quedado claro que él tiene otras prioridades y otros intereses.

 

Como próximo Comandante en Jefe de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, me he planteado el compromiso de:

 

  • Lograr la aprobación de una nueva Ley Orgánica de Seguridad Social de la FANB: Desde el 2006 existen varios proyectos de Ley que hubieran contribuido al bienestar de la Fuerza Armada y su familia, pero ha faltado la voluntad para que sean discutidos y aprobados. Nuestra Fuerza Armada necesita un nuevo plan de seguridad social, que esté orientado a satisfacer las necesidades de un militar que hace carrera, que esté basado en un proyecto de vida y que incluya a su familia.

 

  • Reconocer el riesgo que corren los militares encargados de defender nuestras fronteras, luchar contra el narcotráfico y enfrentar a los grupos armados irregulares: La defensa de la integridad de nuestro territorio forma parte de la lucha por la soberanía nacional y por la independencia. El servicio en nuestras fronteras no puede ser un castigo. Requiere, más bien, de excelente apresto operacional, instalaciones bien equipadas y personal con la mejor aptitud y entrenamiento.

 

Como comandante en Jefe, rechazaré categóricamente la presencia y reconocimiento de grupos armados dentro del territorio nacional. El narcotráfico, la guerrilla y los paramilitares constituyen una amenaza y no podemos permitir que se fortalezcan.

 

  • Fortalecer la independencia operacional de nuestra Fuerza Armada: Los venezolanos necesitamos una FANB bien equipada, altamente preparada y con gran capacidad de actuación. Necesitamos mejorar continuamente nuestra capacidad operativa y continuar modernizando dentro de nuestras posibilidades económicas y presupuestarias, el equipamiento militar. Como Comandante en Jefe, jamás permitiré la injerencia de otros países en las decisiones de nuestra Fuerza Armada.

 

  • Desarrollar planes de capacitación a todos los niveles, desde la tropa hasta la oficialidad. Fuerza Armada manejada por los venezolanos para servir a los venezolanos: Debe ser una prioridad invertir en la educación y capacitación de nuestro personal militar frente a los desafíos que plantea la seguridad y defensa de la nación en el mundo moderno, fomentando la realización de ejercicios conjuntos con otros países de la región y del resto del mundo para ampliar la base del conocimiento y capacidad de análisis de nuestros militares.

 

  • Centrar los principios de mando y conducción en el reconocimiento de méritos: El criterio que debe privar al momento de realizar los ascensos militares debe ser: Quien lo hace mejor, debe ascender primero. Los mejores y los más capaces deben estar siempre en los primeros puestos. Debemos dejar atrás la situación actual en la que todos son sospechosos y existen mecanismos oscuros que determinan el orden de los ascensos. Debemos dejar atrás el uso de los ascensos como mecanismo de presión. Tenemos que avanzar hacia el reconocimiento de los méritos como criterio principal para la realización de ascensos militares.

 

  • Papel de la FANB en el desarrollo de Venezuela: Establecer el ejercicio de derechos políticos para los miembros de nuestra Fuerza Armada, fue un avance importante en nuestra constitución, pero no basta con incluir derechos, si no se crean las condiciones para poder ejercerlos. El actual gobierno ha confundido derechos políticos con actividades partidistas y al hacerlo irrespeta a los militares y a sus familias.

 

  • Sustituir el culto a la personalidad por el ejercicio del liderazgo: Nuestra Fuerza Armada merece el ejercicio de un liderazgo basado en la equidad y la justicia, en la gestión sin opresión, en el respeto y en el cumplimiento responsable del deber. Como Comandante en Jefe, nunca exigiré compromiso personal conmigo. Mi exigencia siempre será que la Fuerza Armada esté comprometida con el bienestar de los venezolanos y la defensa de la soberanía y la independencia de la patria.

 

Quiero dejar claro que seré el único interlocutor con la FANB y que no existirán represalias ni cacería de brujas dentro de la Fuerza Armada cuando sea Comandante en Jefe. Estoy comprometido a ganarme la confianza de nuestra Fuerza Armada, de su familia y del resto de los venezolanos, porque cuando se confía se avanza, cuando se confía se puede, cuando se confía se logra y es mucho lo que podemos hacer juntos para tener un país mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s