El presidente Chávez en su afán de consolidarse como líder latinoamericano irrespeta nuestra Constitución con la transferencia del 1% de las reservas internacionales al BAALBA en detrimento de la población venezolana

Advierte el diputado Carlos Ramos

 

El diputado Carlos Ramos (UNT, Mérida) expresó que el anuncio del presidente Hugo Chávez de utilizar el 1% de las reservas internacionales de Venezuela, equivalente a casi 300 millones de dólares, para inyectarle recursos al Banco del Alba (BAALBA), es inconstitucional porque violenta el artículo 318 que ordena al Banco Central de Venezuela, de manera exclusiva y obligatoria, administrar las reservas internacionales.

Esta es una decisión política que merma el bolsillo de los venezolanos y fortalece los de otros ciudadanos latinoamericanos. La integración latinoamericana no puede ir en detrimento de nuestros  connacionales. Señaló como ejemplo, que a pesar de que Nicaragua es un país fundador del BAALBA y gran aliado del presidente Chávez,  el presidente del Banco Central expresó que para ellos invertir parte de sus reservas en este Banco se les debe asegurar rendimiento y seguridad de sus fondos, así como ofrecer instrumentos que les permita asegurar la liquidez en la administración de sus reservas internacionales. Ante estas declaraciones, no se entiende las razones por las cuales Venezuela deposita el 1% de sus reservas internacionales en esa entidad.

Los venezolanos debemos conocer en cuáles condiciones se depositan de manera inconstitucional e ilegal nuestras reservas internacionales en entidades donde otros países aliados no tienen la confianza para depositar sus reservas internacionales.

Las reservas internacionales son para proteger la economía contra el flagelo de la inflación; servir de medios de pagos en las transacciones internacionales mediante su participación en el mercado de las divisas; respaldar y mantener la credibilidad en las medidas de gestión monetaria y cambiaria, particularmente la relacionada con la evolución ordenada de la moneda por la capacidad que tiene la autoridad monetaria para intervenir en apoyo de la misma; limitar la vulnerabilidad externa, en especial las que pueden surgir como consecuencia del colapso en los términos de intercambio, en virtud de la volatilidad de los precios de las materias primas (como es el caso del petróleo), o como consecuencia de crisis financieras internacionales que, entre otras consecuencias, restringe el financiamiento internacional y ofrecer un nivel de confianza a los mercados, en el sentido de que el país pueda hacer frente a sus obligaciones externas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s